JavaScript

This website requires the use of Javascript Explain This   to function correctly. Performance and usage will suffer if it remains disabled.
Guardar para leer después
Disponible en estos lenguajes:
¿Dónde está la Iglesia de Dios hoy?
Nueva York, EE.UU. Jamaica Perú Idaho, EE.UU. India Bélgica Kenia Arkansas, EE.UU. Sudáfrica Inglaterra Nigeria Ohio, EE.UU.

Jesús dijo: “Edificaré mi Iglesia”. Hay una sola organización que enseña toda la verdad de la Biblia, y es llamada a vivir por “cada palabra de Dios”. ¿Usted sabe cómo encontrarla? Cristo dijo que:

  • Enseñaría “todas las cosas” que Él ordenó
  • llamaría a los miembros a ser apartados por la verdad
  • Sería una “manada pequeña”

¿Qué dice la Biblia en relación con el destino final del diablo?

 Idioma Afrikaans Deutsch English Español Français Italiano Kiswahili Nederlands Polski Srpski Tahiti

Satanas y sus demonios no pueden morir. Ellos son espíritus y fueron creados como seres inmortales (lea Lucas 20:36).

En Hebreos 2:14, el Apóstol Pablo escribió que Cristo iba a “destruir” a Satanas por medio de Su muerte. Sin embargo, el no estaba diciendo que Cristo iba a matar a Satanas. El Séptimo Diccionario Colegial Webster’s también define esta palabra destruir en esta forma: “neutralizar; a someterlo a una derrota aplastante.” La palabra traducida como destruir en este versículo es la palabra Griega “katargeo,” que significa “abolir, destruir, deshacer,” En I Juan 3:8, leemos, “Para este propósito el Hijo de Dios fue manifestado, para deshacer las obras del diablo.”

Dios echará a Satanas en el lago de fuego después del milenio (Apo. 20:10). Este versículo no dice que el estará ahí para siempre, pero que su tormento durará para siempre. El lago de fuego será apagado en el momento del establecimiento del cielo nuevo y la tierra nueva (Apo. 21:1). Pero Satanas y sus demonios serán castigados por toda la eternidad.

La Biblia solo insinua de la índole del castigo de Satanas y sus demonios. Judas 13 describe algunos de estos demonios como “estrellas errantes” [las estrellas representan angeles (Apo. 12:4)] para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.” Satanas y sus demonios serán desterrados por Dios del universo, para que nunca mas puedan influenciar a nadie.