JavaScript

This website requires the use of Javascript Explain This   to function correctly. Performance and usage will suffer if it remains disabled.
Guardar para leer después
Disponible en estos lenguajes:
¿Dónde está la Iglesia de Dios hoy?
Nueva York, EE.UU. Jamaica Perú Idaho, EE.UU. India Bélgica Kenia Arkansas, EE.UU. Sudáfrica Inglaterra Nigeria Ohio, EE.UU.

Jesús dijo: “Edificaré mi Iglesia”. Hay una sola organización que enseña toda la verdad de la Biblia, y es llamada a vivir por “cada palabra de Dios”. ¿Usted sabe cómo encontrarla? Cristo dijo que:

  • Enseñaría “todas las cosas” que Él ordenó
  • llamaría a los miembros a ser apartados por la verdad
  • Sería una “manada pequeña”
Acerca del Autor
David C. Pack 

Fundador y Pastor General de La Iglesia de Dios Restaurada, Editor en jefe de la revista La Plena Verdad, y voz del programa El Mundo por Venir, David C. Pack ha llegado a muchos millones de personas en todo el mundo con las verdades más poderosas de la Biblia — desconocidas por casi todos. Él es autor de 80 libros y folletos, estableció personalmente más de 50 congregaciones, y apareció como invitado en The History Channel. El Sr. Pack asistió al Colegio Ambassador en Pasadena, California, entró al ministerio de la Iglesia de Dios Universal en 1971, y fue entrenado personalmente por su fundador, Herbert W. Armstrong.

LOS FOLLETOS DEL SR. ARMSTRONG ESCRITOS DE NUEVO: Una Penetración Personal

por David C. Pack

Como el Elias de los tiempos del fin de Malaquias 4:5-6 y Mateo 17:11, Herbert W. Armstrong fue utilizado por Dios para restaurar cientos de verdades a la Iglesia de Dios en el siglo veinte. Tomo muchos libros, folletos, articulos (conocido como reediciones) y cartas formales para contenerlas. Otros escritores fueron usados para ayudar a documentar otras verdades. La ley Federal prohibe la republicación de este material en su forma original. La Iglesia de Dios Restaurada está nuevamente escribiendo todas estas verdades en la forma más rapida y profesional posible. Pronto las personas-que están siendo ahora llamadas a la verdad-tendrán acceso a todas las doctrinas de Dios en la misma forma en que todos nosotros la teniamos bajo el liderazgo del Sr. Armstrong. Una versión similar a esta apareció como Personal en la revista La Columna. En esa es explicada la historia personal detrás de mi determinación para hacer esto-y por qué yo considero esta enorme tarea a ser una bendición especial y oportunidad, en lugar de ser una carga o una obligación!

 Idioma Afrikaans Deutsch English Español Français Italiano Kiswahili Nederlands Polski Srpski Tahiti

Este artículo es personal-y sin embargo lo involucrará a usted, al final, ¡en una forma directa! Yo he pensado muchas veces que he vivido una vida muy privilegiada. Solamente vivir en America es suficiente para convertir a esta declaración en una realidad. Ciertamente, habiendo sido llamado a la verdad treinta y cinco años atrás, y habiendo asistido al Ambassador College (durante un periodo en la cual estaba en el camino correcto) hace que esto sea más verdad. La gran variedad de experiencias que yo he disfrutado, han enriquecido mi vida mucho más. Yo he sido bendecido con la oportunidad de viajar el mundo, tener una gran esposa y tres saludables hijos-y ahora nietos-y conocer muchas maravillosas personas han sido también gran parte de esta experiencia. La extensión de mi lista de extraordinarias bendiciones pudierán ser interminables. Me sospecho que la mayoria de ustedes pudierán crear sus propias listas de privilegios, y bendiciones, juntas con las otras clases de ricas experiencias que han formado y definido sus vidas.

Este artículo describirá una clase diferente de privilegio que ningun otro que yo haya tenido antes en mi vida. Explicaré esto prontamente.

Primero, fijese en una parte del pasado que es familiar a la mayoria de nosotros. La Iglesia de Dios Universal produjo una vez un Curso de Correspondencia Biblica de 58 lecciones. Fue después reemplazada por un curso de 32 lecciones, que fue, entonces, sustituida por un curso de 12 lecciones. El curso original de 58 lecciones involucraba el tener que escribir bastante acerca de las respuestas a preguntas basicas. Esto era continuado por una bastante facil prueba, al final de cuatro lecciones, antes de que el estudiante pudiera proceder a las siguientes cuatro lecciones. El Sr. Armstrong sabia el gran valor que tenia el tomar el tiempo de fisicamente escribir las doctrinas verdaderas de Dios, ¡en la forma de lógica secuencia que el Curso de Correspondencia requeria! La mayoria de nosotros nunca olvidaremos este ejercicio y muchos de ustedes probablemente todavía tengan sus respuestas escritas a mano de esas antigüas lecciones. ¡Yo por seguro nunca olvidaré la experiencia de tanto escribir! Simplemente leer mis palabras escritas son suficiente para traer una inundación de recuerdos. ¡Esto es precisamente lo que estoy tratando de hacer-traer esos recuerdos!

Han habido tres otras veces en mi vida cuando yo he estado envolucrado en un ejercicio extensivo similar al de escribir el Curso de Correspondencia de los 50s y 60s.

Permitame brevemente describirle la segunda vez que hice algo similar.A finales de 1985, antes de la muerte del Sr. Armstrong, yo fuí degradado por su sucesor, que profundamente tenia resentimiento por mi relación con el Sr. Armstrong y me lo dejó saber abiertamente. Fuí enviado a Nueva York y puesto bajo hombres, a los que les fuerón dada instrucciones de darme pocas responsabilidades. Por 4 1/3 de años, eso fué precisamente lo que me ocurrió a mi. Tuve un cambio de pastorear sobre 1,000 personas (un poco anres de ser transferido), en una bella parte del país, a un nivel de responsabilidades equivalentes a, algunas veces, no menos que las funciones de un diacono (esto no tiene la intención de denigrar el servicio de un diacono sino solamente para explicar la severa reducción en responsabilidades)-¡y todo esto teniendo que servir en algunos de los más peligrosos barrios en la tierra!

Yo de repente encontré de que tenia tiempo extra en mis manos. Como un prisionero en una celda, yo tenia que hacer algo con ese tiempo y ¡decidí de que habia una actividad que era la más provechosa para hacer algo de valor! Me determiné a comenzar a organizar y copiar todas las escrituras importantes, en todos los más importantes temas que correspondenal crecimiento Cristiano-imprimiendolos a mano mientras hacia el projecto.

Mientras seleccionaba un tema, como los de paz, felicidad, sabiduria, paciencia, etc., entonces yo buscaba todas las escrituras en la Biblia con relación al tema. Después, yo seleccionaba las que escribiria la cual seria como un gran numero de (50-100 o más) de las mejores escrituras en cada uno de los diferentes temas hasta que hubiera agotado el tema. Finalmente, yo anoté miles de escrituras en esta forma. Este trabajo me tomó años y entonces fuí transferido antes de terminarlo.

Yo ahora aprecio las muchas horas y años que dediqué a esto. Todavía tengo todas estas escrituras, y periodicamente las reviso. Me ayuda a recordar este extremado humilde periodo en mi ministerio cuando las circumstancias me forzarón a hacer esto. A veces reflejo en los muchos beneficios obtenidos de este ejercicio-¡y en esta larga, dificultosa prueba en mi vida!

El tiempo no podrá decir todas las maravillosas lecciones que brotaron de la investigación de escrituras en este periodo de mi vida. (Usted también pudiera hablar de lecciones similares de su tiempo escribiendo el antigüo Curso de Correspondencia).Al inspirarme en asumir este projecto, ¡Dios le dió la vuelta a lo que pudo lucir como una maldición a ser una bendición! Nunca tuve duda de uqe Dios inspiró este proceso.

Nunca se me ocurrió en el momento, de como este ekercicio continuaria ayudandome en el pasar de los años. Yo todavía periodicamente leo estas escrituras en alta voz delante de Dios, en oración, de las mismas notas en las cuales yo originalmente als escribí. Algunas paginas están andrajosas y los marcadores de las paginas se están despegando por lo viejo y el uso que le he dado. Lo he reparado muchas veces, en la misma forma en que algunos de ustedes han reparado su favorita vieja Biblia, porque no puede soportar el tener que comenzar otra vez con una nueva. Yo no tengo la intención de parar de revisar estas escrituras-o ¡dejar de recordar el periodo del tiempo que representan!

La tercera vez que yo asumí un projecto similar a este fué uno con la que muchos de ustedes están familiarizados. Tiene solamente un poquito de diferencia a las dos primeras tareas. No es necesario el gastar tanto tiempo describiendolo. La tercera vez fue el periodo de siete años en la que puse en orden once versiones diferentes (las primeras tres nunca fuerón imprimidas o circulados) del libro, Y Llegó Una Apóstasia, y dos versiones de Excepto El Señor Edifique La Casa. Mientras que yo nunca fisicamente escribi estos libros a mano, el prepararlos requirió una concentración de enfoque a la doctrina que yo nunca o nadie habia tratado de hacer antes. Suficiente para decir que las investigaciones y lecciones de este projecto son de un valor innumerable para mi hoy día-¡y espero que para usted también! Registrando a fondo cantidades de articulos, que contenian las doctrinas de Dios, en orden de escoger las miles de citas que contienen estos libros, fue una extraordinaria jornada. Estas entonces les tuve que hacer un contraste con las nuevas inventadas falsas doctrinas que los apóstatas presentaron a la Iglesia. Trate de imaginarse cuanto tiempo, la preparación de estas ediciones representaron en mi vida. Todavía algunas veces periodicamente yo trabajo en la próxima publicación de Y Llegó Una Apóstasia.

Antes que les diga acerca del cuarto projecto similar que yo asumi, primero debemos ir a Deutoronomio 17:14-20. Seria mejor de cuidadosamente leer estos versiculos antes de preguntar el por qué están incluidos:

:14 “Cuando hayas entrado en la tierra que El Eterno tu Dios te da, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores;

:15 “Ciertamente pondrás por rey sobre ti al que El Eterno tu Dios escogiere…

:16 “Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver…

:17 “ Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia.

:18 “Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas;

:19 “Y lo tendrás consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer al Eterno su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra;

:20 “Para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra; a fin de que prolongue sus días en su reino, en medio de Israel.”

Esta es una fascinante escritura del Antigüo Testamento. Considere como debe de haber sido para los reyes de Israel y Judá el hacer esto. Todos sabian acerca de la obligación que tenian los reyes de Israel y de Judá y ellos lo hacian. Tiene que haber habido tiempos regulares separados para que los cinco Libros de la Ley (Genesis a Deutoronomio) fueran escritos por cada rey por su propia letra. Solamente hacerle una copia hubiera sido una tremenda tarea, ¡considerando de que las plumas de tinta todavía no habian sido inventadas! La calidad del papel también era más limitado que hoy día. Solo podemos tratar de adivinar el tiempo que le tomaria a cada rey para llevar a cabo su obligación. A veces, sus “secretarios” habrán tenido que poner en orden o reorganizar sus horarios de citas alrededor de sus responsabilidades. Yo estoy seguro de que algunas veces las personas tuvierón que esperar a que el rey terminara alguna porción diaria en la que el estaba trabajando, etc., antes de que pudiera verlos. Al igual que una persona esperando por el doctor en la sal de espera, o por cualquiera otra clase de cita, a las personas probablemente les decian lo que estaba haciendo el rey y que tenian que esperar para verlo. ¡Usted puede imaginarse!

Después de haber terminado escribiendo las leyes, ¡el rey tenia que regularmente leerla! Mi ejercicio descrito anteriormente, durante los años en Nueva York, me ayudan a entender mucho más como esta ley escrita a mano le serviria al rey en los futuros años de su vida.

Aparte del propósito de enseñar al rey a temerle a Dios más profundamente (versículo 19), ¡hacer esto fue intencionado para que él fuera humilde (versículo 20)! Después de todo, ¡nadie sino el rey era era al que se le requeria que hiciera esto! Todos los otros reyes alrededor de Israel sabian acerca de esta tarea y que estaba siendo llevada a cabo y que ninguno de sus “dioses” les requerian lo mismo a ellos. Una vez más, esto tiene que haber sido tremenda acto de humildad para un rey Israelita, mientras él reconocia de que los reyes en sus alrededores sabian que él tenia que hacer esto–y ellos no. A veces, tiene que haber sido oneroso para él. Pero, al final, Dios sabia que esto servia con muchos buenos propósitos para el rey que mantuviera a esta instrucción.

Vamos ahora a observar este ejercicio desde una diferente, pero relacionada, perspectiva. Muchos de ustedes están concientes de que, en Septiembre 18, 2000, la Novena Corte del Circuito de California decidió de que es una infracción de derechos de autor-y por eso contra la ley federal-en reproducir la verdad de Dios, por escrito, exactamente a como el Sr. Armstrong las escribió. Aunque ya yo habia llegado a la conclusión de que seria así en el resultado (por varias razones), pero fue de todas formas extremadamente dificultoso el oir esa noticia-y más dificultoso el personalmente aceptarla.

Yo verdaderamente queria que la decisión hubiera sido diferente-y me dije a mi mismo después de todo esto, cuando fue anunciado que el fallo habia sido de 2 a 1 a favor de la Iglesia de Dios Universal, y como esta decisión de marca fue virada a causa de la opinion de un solo hombre. Mis emociones cambiaron en una diferente cantidad de emociones. Me dije a mi mismo que si solo UN HOMBRE hubiera decidido diferente, ¡yo no hubiera tenido que nuevamente escribir todas las verdades de Dios archivadas por el Sr. Armstrong! La conmoción y el peso de esta clase de tarea llevó semanas para poderlo aceptar en mi mente. Dejeme rapidamente decirle que este sentir que tenia al principio, ya no es el mismo. El balance de este articulo explicará el porqué.

Tenemos que preguntarnos porqué Dios permitió que esto ocurriere. Ciertamente, si “si el corazón del rey esta en las manos del Eterno…A todo lo que quiere lo inclina” (Proverbios 21:1), entonces Dios hubiera cambiado el resultado al que todos nosotros estabamos esperando y por el que estuvimos orando. Claramente ese no fue Su propósito. Yo estoy convencido de que hay muchas razones por la que El guió el resultado final.

Primero, hubiera sido muy facil para nosotros solamente copiar lo que el Sr. Armstrong escribió. Como algunos de ustedes conocen, este proceso llevaba tiempo en camino, y podia haber continuado.

Segundo, muchas personas que son parte de otros grupos verán de que ¡nosotros estamos dispuestos a hacer lo que sus grupos no hacen!

Tercero, por necesidad, la verdad ahora debe ser expresadas en una forma considerablemente diferente a como fue escrita antes. No tenemos otra alternativa. Mientras que la cualidad de mi escritura no se compara con la del Sr. Armstrong, por lo menos le da “otra forma de ver” la misma verdad-la cual entonces puede ser una manera de afilarla más en las mentes de aquellos que las vuelvan a leer.

Cuarto, muchos hermanos, que nunca vuelven a leer copias de los folletos originales, pudierán ser inspirados al reexaminar estas verdades, en los nuevos folletos. No podrán decir “yo se lo que dice ese folleto. Ya lo leí anteriormente.

Quinto, escribiendo nuevamente toda la verdad le servirá como una luz para aquellos que les interesan saber dondo toda la verdad todavía está siendo enseñada. Va a estar bién claro de que ningun otro grupo está motivado allevar a cabo un projecto como este.

Sexto, el reconocer de que tenemos que volver a escribir todas las verdades de Dios, porque nos las han quitado y las han “puesto bajo llaves” en un “armario de derechos de autor,” y eso debe de hacernos ver el valor precioso de la verdad de Dios como algo más realistico. Probablemente se pudierán poner otras razones más en esta lista. Por el momento, me voy a enfocar en una septima razón que probablemente me aplique solo a mi.

Solamente las macanicas fisicas de escribir nuevamente muchos cientos, o hasta miles, de paginas de libros, folletos y articulos en un desafio. Cada projecto presenta su propio obstaculo. Simplemente seleccionando las más precisas palabras, para poder representar al Sr. Armstrong en sus enseñanzas, como dice el proverbio, es como “darle al clavo en la cabeza”-mientras que a la misma vez está prohibido el poder usar su maravillosa y precisa forma de expresarse-¡es una increíble tarea!

El proceso que tengo que tomar para poder llevar a cabo esta tarea vale más para mi que el oro de Fort Knox o el templo de Salomon, ¡o los dos combinados! Yo espero que usted pueda comprender la profunda sinceridad de esta ultima declaración. Yo obtengo, casi diariamente, inspiración y fuerzas en el conocimiento doctrinal asi como Dios me ayuda a escribir cada folleto nuevo. Una vez más, no encuentro palabras para poder expresar, hasta en este articulo, porqué yo pienso que este es uno de los más grandes privilegios (posiblemente el más grande) de toda mi vida. No me puedo imaginar el llamarle a esta importante tarea a ser una carga. ¡Por favor nunca vayan a pensar de que esto es un estorbo para mi!

En la misma forma en la que los reyes de Israel fuerón humildes en la tarea de escribir la ley, yo encuentro esta a ser una tarea de humildad. No es facil explicar exactamente porqué esto es verdad, pero creame cuando le digo que es así. Estudiando y volver a estudiar la verdad en los folletos del Sr. Armstrong, y entonces escribiendo, editando, leyendo y volviendo a leer mi nueva versión de cada una de ellas, están fortaleciendo mi conocimiento de las doctrinas de Dios en una forma incalculable. Permitame decirle otra vez, ¡que me siento bendecido y privilegiado-y humilde-por hacer esto!¡Ahora hablemos de usted! Probablemente le tome de 30-60 minutos, más o menos, para la mayoria de ustedes leer un folleto. Si nuestros empleados pasan muchas horas investigando, escribiendo, editando, corrigiendo, formateando, imprimiendo y, finalmente enviandoselo por correo a ustedes, cirtamente hermanos ustedes deben de tener el tiempo para leerlo cuidadosamente-como usted hiso cuando primero aprendió la verdad. El valor para usted también será incalculable. (Nota del Editor: Como una cortesía para los nuevos miembros de la IDR, todos los folletos activos y las reediciones son automaticamente enviados a ellos.) Si más personas hubierán leido los folletos del Sr. Armstrong muchas veces, muchos hubierán retenido firme cuando los falsos lideres derribaron la Iglesia y botaron la verdad. ¿Ha considerado usted lo importante que es volver a leer cuidadosamente las muchas verdades de Dios y como esta enlazado a retener firme?-o ¿será que Dios crea que hacer esto es algo que debe ser hecho permanentemente? No hay duda alguna que esto es verdad. También, tomar el tiempo para volver a leer escrituras relevantes lo ayudará mejor, a permanentemente, “perdurar la sana doctrina’ mientras que otros alrededor de usted “se volverán a las fábulas” (II Tim. 4:1-4).

Yo ocasionalmente oigo reportes de hermanos que no toman el tiempo para leer los articulos y folletos. Tiempo atrás un hombre se fue de la Iglesia poeque el queria mantener las Nuevas Lunas. De momento el pensó que el Sr. Armstrong estaba equivocado en doce diferentes doctrinas. Averigüamos que el nunca habia oido la serie de sermones que prueban que el Sr. Armstrong fue el Elias del tiempo del fin antes de decirnos de que el queria ser miembro de la IDR. Después que se le dijo que necesitaba oir estos sermones, y tomando el tiempo para pensr lo que haria, decidió de que el no tenia interes en probar esta verdad que esta contenida en solo 4 ½ horas en cintas de casete. Como el “sabia” que el Sr. Armstrong estaba equivocado en tantas cosas (su propia mente fue la fuente de su convicción), el llegó a la conclusión de que el Sr. Armstrong no podia haber sido el Elias del fin. El comenzó a tener estas ideas después de haberse hecho miembro de la IDR. Si el hubiera tomado el tiempo para probar si debia estar aquí, y porqué el debia de haber continuado reprobando la verdad de Dios a si mismo, ¡él hubiera tenido mejor oportunidad de sobrevivir la prueba que se lo llevó!

Folletos, articulos y revistas están siendo derramados de las sede a sus buzones. ¡Tome la determinación de que usted los va a leer! Han sido producidos por una pequeña cantidad de empleados, que trabajan muchas horas para alimentarlo “hasta que se llene.” No vaya usted a perjudicarse con el descuido de no “(volver) a copiar las palabras de la ley,” por est permitirle a su corazón a que se “engrandezca entre sus hermanos,” en una forma en la que Dios no pueda trabajar más con usted (Santiago 4:6). Así pronto usted se olvidará de como “temerle a Dios,” y eventualmente alejarse de propiamente servirle a El por el resto “¡de todos los días de su vida!