JavaScript

This website requires the use of Javascript Explain This   to function correctly. Performance and usage will suffer if it remains disabled.
¿Dónde está la Iglesia de Dios hoy?
Nueva York, EE.UU. Jamaica Perú Idaho, EE.UU. India Bélgica Kenia Arkansas, EE.UU. Sudáfrica Inglaterra Nigeria Ohio, EE.UU.

Jesús dijo: “Edificaré mi Iglesia”. Hay una sola organización que enseña toda la verdad de la Biblia, y es llamada a vivir por “cada palabra de Dios”. ¿Usted sabe cómo encontrarla? Cristo dijo que:

  • Enseñaría “todas las cosas” que Él ordenó
  • llamaría a los miembros a ser apartados por la verdad
  • Sería una “manada pequeña”

MUNDANERIA

¿Què es eso?

¿Será el maquillaje? ¿Será manejar un rojo y brillante carro deportivo? ¿Usar joyas caras o la última moda caliente de Paris? ¿Será tomar bebidas alcoholicas, bailar, o irse de fiestas? ¿Debe el Cristiano evitar algunas de estas? ¿Debe de tratar el a no encajar con la mayoría? ¿Què dice la Biblia?

¿Cuál es la definición biblica de mundaneria? ¿Debe un seguidor de Jesucristo aislarse completamente del mundo, y de todo, para poder evitar ser mundano? ¿Deben ser los Cristianos diferentes, extraños o estar completamente “fuera del paso” con el mundo? ¿Necesitan ellos sonar y parecer “religiosos” a fin de evitar ser mundanos?

¿Y qué acerca de las posesiones materiales y riquezas? Después de todo, no dice la Biblia, “¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe” (Santiago 2:5)? ¿Puede el Cristiano ser rico, manejar un carro nuevo o ser dueño de las mejores cosas, mas no estar envolucrado en las cosas del mundo?

Todos los hombres tienen su propia opinion de lo que es mundaneria, pero la opinion de Dios es la que importa.

Entonces, ¿qué es lo que dice la Biblia?

Dios Quiere que Seamos Prósperos

Dios decea que nosotros tengamos una vida abundante. Cristo le dijo a Sus discípulos, “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). El Apóstol Juan escribió, “Amado, yo deceo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (III Juan 2). En Proverbios 12:27, Salomon escribió, “pero la substancia [riqueza material] de un hombre diligente es preciosa.” El también enseñó, “todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas” (Ecle. 9:10).

Entonces, si el Cristiano trabaja fielmente, usando talentos y habilidades que Dios le da, es la voluntad de Dios a que sea bendecido y prosperado. Un seguidor de Cristo puede tener una vida feliz y abundante.

El problema está cuando una persona pone su corazón en obtener riquezas materiales, cuando todo lo que el hace y piensa gira alrededor de solamente obtener. El se encierra en los caminos de este mundo-la forma de “obtener”-y vive contrario a la forma de Dios-la forma de “dar.” El simplemente no tiene deceos de aceptar, obedecer o buscar la verdad de Dios.

Dios llama a Su Iglesia a los “pobres del mundo” porque ellos no están consumidos por los materialismos. Ellos están mas dispuestos a aceptar verdades espirituales. Ellos no tendrán tantas posesiones materiales que tengan que perder o rendir a fin de obedecer a Dios.

Dios tiene la intención de que Sus hijos consideren las posesiones materiales apropiadamente, y que las usen con sabiduria, para el bien de otros al igual que para ellos mismos.

Placeres Fisicos-¿Son Pecados?

Vamos a examinar los placeres fisicos para ver si son pecados. Muchas personas usan el siguiente versículo para condenar todos los placeres de la carne: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en el. Porque todo lo que hay en el mundo, los deceos de la carne, los deceos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo” (I Juan 2:15-16).

Dios creó los cinco sentidos-vista, olfato, gusto, tocar, oir-para que podamos experimentar, gozar, y tener placer en las cosas fisicas. Las cosas fisicas de por si no representan mundaneria-pero codiciarlas está mal. La codicia es un deceo pecaminoso e ilicito. Nos puede hacer decear o usar algo en una manera contraria a las leyes de Dios o al propósito para las que El las creó. La codicia representa una mala actitud de la mente y del corazón.

Sexo, alcohol, bailes, jugar a las cartas, mirar televisión, y peliculas-estos son algunos ejemplos de actividades que pueden producir placeres fisicos. Estos no son malos cuando se usan dentro de los limites de la ley de Dios.

Dios creó el sexo y lo llamó bueno (Gen. 1:27, 31). El le ordenó al hombre y a la mujer a que lo usaran en la forma correcta y propia (vs. 28). Pero, fornicación, adulterio, y otros usos incorrectos del sexo violan la ley de Dios y están prohibidos (Exo. 20:14; Gal. 5:19; I Cor. 6:18).

Cristo convirtió el agua en vino en una boda (Juan 2:1-11), demostrando que El aprueba la forma correcta de tomar bebida alcoholica. Como el “Señor”del Antiguo Testamento (I Cor. 10:1-4), El inspiró a Salomon a escribir, “Para el placer se hace una fiesta, y el vino alegra a los vivos” (Ecle. 10:19). Pero las borracheras son condenadas por Dios en I Corintios 6:10: “Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.”

El pueblo de Dios bailaba en tiempos de celebración. “Aconteció que cuando volvian ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y bailando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música” (I Sam. 18:6).

Cuando el Arca del Pacto fue devuelto a Israel, David un hombre de corazón como el de Dios, “bailo con toda su fuerza delante del Eterno” (II Sam. 6:14). Su hijo Salomon escribió en Eclesiastes 3:4, “y tiempo de bailar.”

Más adelante, los santos tienen que alabar a Dios “con baile” (Sal. 149:3). Claramente, bailar no es malo. Pero cuando se hace con movimientos sexuales o con obscenidad, está violando la ley de Dios y es un pecado. El pecado es la infracción-quebrantamiento-de la ley (I Juan 3:4).

El mismo principio aplica a jugar cartas, televisión o peliculas. Hagase la pregunta: ¿Son los programas de televisión que yo miro buenos y alentadores? ¿O están ellos llenos de adulterio, fornicaciones, borracheras, violencias y malas palabras? Estas clases de programaciones demuestran una clase de vida que son mundanas y sin piedad.

La mayoria de los juegos de cartas son permitidos, pero no, si envolucran las apuestas, juegos de bebidas alcoholicas, o juegos donde invierten algo personal o comportamiento obsceno. Las apuestas son causadas por codicias y avaricias.

¿Se encuentra usted deceando en mirar, y llenar su tiempo con muchos programas de televisión? ¿Tiene usted que ir a ver todas las últimas peliculas que salen, a fin de encontrar placeres fisicos y encontrar un escape de vida? Si es así, usted está atrapado en el mundo, atrapado en “las lujurias de la carne y codicias de los ojos.”

Usted no debe vivir su vida a través de la televisión y el cine, los cuales glorifican matar, robar, apostar, seducir y ¡beber con exceso! Esto afectará su caracter, produciendo una actitud mundana.

Nuestra Apariencia Fisica

¿Cómo se viste usted? ¿Acaso eso importa? La moderación es la manera del Cristiano. Pablo enseñó a la Iglesia en Filipos que “Vuestra templanza (moderación) sea conocida de todos los hombres” (Fili. 4:5). Muy pocos hoy día practican la moderación en las cosas. Los estilos de peinarse, maquillaje, modas, tatuajes, y agujerearse el cuerpo se hacen mas extravagantes y provocativos todos los días. Todos quieren sobrepasar lo que hacen los otros. Las personas siguen a los “grupos,” viviendo de acuerdo al curso del mundo, preparado por Satanás el diablo (Efe. 2:2).

Por contraste, los Cristianos deben ser modestos y castos en sus formas de vestir. Sus apariencias nunca deben ser provocativas o indecentes (I Tim. 2:8-10). Recuerde, Dios creó la humanidad de acuerdo a Su imagen y semejanza (Gen. 1:26). El se está reproduciendo a El mismo en nosotros. El cuerpo de un Cristiano convertido es el templo de Dios, una morada para Su Espíritu Santo. Dios no lo toma ligeramente cuando alguien-Cristiano o no-profanan sus cuerpos con agujeros o tatuajes. Lea Leviticos 19:28: “Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal [La Nueva King James dice: “tatuajes”] alguna. Yo soy el Eterno.”

Cualquiera que haga eso claramente abusa su cuerpo, que fue creado por Dios. Dios llamó a Su creación buena. Es imposible para la humanidad mejorar algo que Dios creó-esto incluye el maquillaje.

Llamados a Salir de Este Mundo

¿Debe un Cristano tratar de encajar con el mundo? ¿Qué de hacerse miembro de clubes o logias, o envolucrarse en actividades sociales?

Cualquiera que trata de servir a Dios no puede pasar el tiempo en juntas sociales del mundo o unirse a clubes o logias. Un verdadero seguidor de Cristo no debe de tratar de encajar-ser como las personas de este mundo. No deben tratar de vestirse o actuar como ellos lo hacen. El Apóstol Pedro exhortó, “…no vivir…tiempo que resta en la [su]carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueses, orgías, disipación y abominables adolatrías. A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y hablan mal de vosotros” (I Ped. 4:2-4). El mundo corre en exceso y las personas pensaran que usted es extraño cuando usted rehusa juntarse con ellos.

Un Cristiano no puede amar el mundo-sus sociedades y sistemas de los hombres. Este mundo no es de Dios. El lo llama malo en Gálatas 1:4. Este presente mundo está basado en la forma satanica de “obtener” en la vida-competiciíon, avaricia, egoismo y vanidad. Es facil y natural el poderse dejar llevar por el mundo. Pero amando y siendo “acogedor” con la sociedad lo convierte a uno en enemigo de Dios (Santiago 4:4). Los Cristianos son llamados a salir de este mundo. Ellos deben de separarse de la sociedad (II Cor. 6:17; Apo. 18:4).

Mundaneria Es Pecado

¿Qué es mundaneria? Antes de definirlo, vamos a examinar sus frutos.Observe cuidadosamente el mundo que lo rodea a usted. Busque en su periodico local. Visite la sección de revistas en cualquier libreria. Mire por los canales de televisión. Esta era está llena de caramelos a los ojos de diferentes culturas que compiten por su atención.

La sociedad se ahoga con telefonos celulares, beepers, asistentes personales digitales, e-mails-en posesión de personas que “tienen” que estar instantaneamente y continuamente conectados con otras personas porque tienen miedo de estar “fuera de la última noticia.”

Queriendose rebelar contra la corriente de la sociedad, algunos adaptan su caracter de acuerdo a los grupos con que se juntan. Hoy día, los jovenes de alta sociedad se visten como los delincuentes ordinarios de la calle.

Algunos jovenes que se encuentran “deprimidos” por causa de crecer con padres separados, en familias de media clase, se encuentran atrapados en escenas horribles. Las muchachas usan maquillaje en blanco y negro y creyon de labios negro para probarle al mundo lo serio que ellos toman sus vidas. Otros llenan sus vidas con iras o con fiestas por toda la noche, y toman suficientes drogas en sus sistemas para ser considerados una farmacia. Ellos viven para estar flipados, rehusando a enfrentarse con la sobria realidad de la vida.

Vaya a una tienda musical y usted verá otra clase de cultura de mundaneria: “Jovenes llenos de orgullo y vanidad, mas limpios en sus propios ojos (Prov. 30:12). Peinados con estilos de pinchos hasta melenas de leones descuidados, sin lavarse, e indeceables, estos adolescentes y jovenes en sus veinte y mas de años, solo buscan las últimas canciones clandestinas. Sus idolatrías son por los últimos grupos de “bullas y lamentos” a los que ellos le llaman musica. Pudiera ser rock, jazz, o gritos llamados rap-como lo llaman los jovenes. No importa lo que sea mientras que sus compañeros estén de acuerdo.

Fijese en los premios de musica en televisión. Note la ropa que usa la audiencia tan apretada al cuerpo, que virtualmente revela y están pintadas llamando la atención para enseñar las partes del cuerpo que deben de supuestamente ser escondidas. Ellos parecen gentes del espacio.

Fijese en la forma de caminar, especialmente en las ciudades. Caminan llenos de descaro y fanfarronadas, balanceandose como diciendo “no me molestes.”

Oiga como hablan las personas. Hasta aquellos que tienen licenciatura universitaria maldicen y dicen jerigonzas como si tuvieran una educación de tercer grado. Algunos copian el vocabulario de otras personas que no pueden terminar una oración sin maldecir o usar el nombre de Dios en vano.

Hay otros que se van al lado extremo. Ellos evitan usar palabras comunes que se usan diariamente, y deliberadamente usan palabras escolares que sean atractivas a la vanidad intelectual de ellos mismos, y que no ofrecen ninguna substancia a la conversación. Esa clase de persona está enamorado de su propia mente. Usando ese vocabulario academico es su forma de obtener respeto de sus amigos con la misma mentalidad.

Pero el Rey Salomon, el hombre mas sabio que ha existido dijo, “Vanidad de vanidades, todo es vanidad…Hablé en mi corazón diciendo: He aquí yo me he engrandecido, y he crecido en sabiduría sobre todos los que fueron antes de mi en Jerusalén; y mi corazón ha percibido mucha sabiduría y ciencia. Y dediqué mi corazón a conocer la sabiduría, y también a entender las locuras y los desvaríos; conocí que aun esto era aflicción de espíritu. Porque en la mucha sabiduría hay mucha molestia; y quien añade ciencia, añade tristeza” (Ecle. 1:2, 16-18).

Fijese en el entretenamiento del mundo y sus medios de comunicaciones. Se trata de lo que está caliente, lo último, lo que es nuevo, lo que está por venir. El último exito en las taquillas del cine, y la muy nueva y caliente telenovela. Hoy día el entretenimiento se trata de “¿cuanto mas podemos continuar?” empujando (o obscurecer) los limites de la decencia y el buen gusto. Más sexo fuera del matrimonio, violencias, menos moralidad, ir mas allá de la linea que divide el bien y el mal, patrocinando las éticas de situaciones en vez de escoger el bien sobre el mal.

Muchos, tratando de enseñar el gusto sofisticado que ellos tienen, se envolucran en el mundo de peliculas independientes-otra cultura de depravación y mentes enfermas y se identifican así como que están intelectualmente edificados.

En los pasillos de los campos universitarios, escuelas secundarias y primarias, el aire está cargado con tensiones sexuales, ligado con presiones de grupos y malas decisiones. Tomando una actitud de ignorar las cosas, los adultos miran con ojos de ciegos a las desgracias de las nuevas generaciones, que están sexualmente activos, hartos de lo mismo y listos para tomar el siguiente paso hacia algo nuevo. Muchos miran con asombro a la homosexualidad y el lesbianismo, pensando que es “bueno,” y deciden experimentar.

Para algunos sus vidas están concentradas en los fines de semanas llenos de muchos deportes, escalar montañas, montar bicicletas en las lomas, etc. Sus mundos están girando en sus “precipitaciones.” Sin esas ellos no se sienten vivos.

Y entonces están los que leen, cualquier cosa que el mundo intelectual marca como caliente. Ellos aman leer los escritos de autores los cuales ellos califican como sabios-mas ellos rechazan al Autor del verdadero conocimiento. Ellos ignoran Su libro, la Biblia, que es el libro de mas venta en el mundo-el cual a la misma vez es el menos entendido.

Otros lectores se van al otro extremo, llenando sus vidas con “revistas” clandestinas con indecencias, muñequitos obscenos y novelas graficas que 20 años atrás eran de categoria x, o prohibido.

Lo que es clandestino y prohibido hoy día-musica, bailes, libros, obras-será lo normal y corriente mañana. Esto causará que los movimientos clandestinos se conviertan en mas extremados en lo malo…que después será lo normal y corriente a su debido tiempo. Y así el ciclo continua, hasta que este mundo esté como en los últimos días de Noé y Sodoma y Gomorra (Lucas 17:26-30).

Una vez mas, ¿qué es mundaneria? ¿Qué quiere decir ser mundano? Mundaneria es cualquier cosa que viola-quebranta- la perfecta Ley Santa de amor de Dios (Rom. 13:10). Cualquier cosa contraria a Su camino-encontrado en Su Palabra-es el camino de este mundo. Esto incluye nuestras acciones y pensamientos. La ley de Dios es espiritual (Rom. 7:14). Esta cubre todos los aspectos de la vida.

Cuando Jesucristo era carne y sangre, El fue tentado por las cosas de este mundo como cualquier otro hombre. Pero El venció al mundo (Juan 16:33). El espera que Sus siervos, los Cristianos, sigan Su ejemplo (I Ped. 2:21).

Dios inspiró a Juan a escribir, “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno” (I Juan 5:19). Por cierto, todo el mundo está engañado por Satanas el diablo. Como “el principe del poder del aire” (Efe. 2:20), Satanas transmite su actitud de codicias, avaricias, envidias, orgullo y vanidad).

Pablo le indicó a los Cristianos en Corintios que, aunque estemos fisicamente en el mundo, debemos de salir espiritualmente del mundo (I Cor. 5:9-11).

Una de las revistas principales hoy día se llama “Cosmopolitana,” algunas veces llamada “Cosmo.” Su nombre hace una declaración evidente-que sus articulos, anuncios, fotos, y lecturas son de este mundo.

Pero cuando Cristo y Pablo enseñaron acerca de vencer a este mundo, ellos usaron la palabra Griega kosmos, que es de donde “cosmopolitano” procede. ¡Ser cosmopolitano no es una opción para el Cristiano!

Evite La Mundaneria

En Juan 15:19, Cristo le dijo a Sus discípulos, “Si fuerais del mundo, el mundo amaria lo suyo; pero porque no sois del mundo, mas Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.”

Los Cristianos no son-no pueden-ser de este mundo, aunque tienen que vivir dentro de el mundo. Dios le ordena a Su pueblo no solamente a “salid de ella [las formas del mundo] pueblo Mio, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibais parte de sus plagas” (Apo. 18:4), pero tampoco a que vayan a mirar atrás, deceando lo que dejamos atrás. Cristo enseñó, en Lucas 17:32, “Recuerdate de la mujer de Lot.” Ella miró atrás a Sodoma y Gomorra, convirtiendose en una columna de sal. El mensaje es que ella tuvo deceos de tener una vida de la que habia sido sacada.

Si usted está verdaderamente evitando la mundaneria, entonces usted se está dedicando completamente a Dios y Su forma de vivir. Usted está viviendo su vida “de toda palabra que procede de la boca de Dios” (Mat. 4:4). Usted le está permitiendo a la Palabra de Dios que lo dirija y guie en toda actividad y pensamiento en la que usted se encuentre. Usted está edificando caracter piadoso, practicando balance y moderación en todo lo que usted hace y piensa.

Si usted hace estas cosas, y evita la mundaneria, ¡usted tendrá una vida feliz, balanceada y abundante!