Usted Puede Vencer e Impedir El Pecado

Tantos se sienten atrapados, sin poder VENCER-para poder crecer en areas debiles, faltas y pecados. En vez de vencer sus problemas, la mayoria son vencidos POR sus problemas. ¡Esto no debe ser así-no tiene que ser así! Usted puede vencer. Aquí está como.

A través de los años, yo he pastoreado a miles que han sido llamado al camino de Dios. Todos han luchado contra los designios de la carne y las tentaciones de Satanás y su mundo. Algunos vencen. Otros no.

Cristo dijo, “Entrad por la puerta [dificil] estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso [facil] el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha [dificil] es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mat. 7:13-14). La mayoria busca el camino facil, camino “espacioso.”

Vencer es dificil-dificultoso-es una larga vida de batallas. Pero SI es posible Usted puede vencer. ¡Si usted es un Cristiano, usted debe vencer!

Mas, este mundo solamente está andando sin rumbo, completamente ignorantes del gran propósito de Dios para el hombre, el cual es de crear caracter en esta vida. El está preparando un equipo de aquellos que van a calificar para ser parte de restaurar Su gobierno en la tierra al Regreso de Cristo.

El Patrón De La Biblia

La Biblia está llena de relatos de los principales siervos de Dios batallando para vencer el pecado. En casi todos los casos, ellos tuvieron que aprender dificultosos, y algunas veces dolorosas lecciones. Cuando examinamos colectivamente a Moisés, Noé, David, Samuel, Pedro y otros, vemos que han luchado todas clases de problemas conocidos por los hombres.

Ellos batallaron contra el pecado, debilidades, faltas, actitudes, tentaciones y atracciones de la carne. David luchó contra los pecados y malas actitudes y los venció. Moisés carecia de fe y confianza y tenia un temperamento que tuvo que vencer. Mas, el tendrá una gran posición en el reino de Dios. Ambos Job y Elias lucharon contra el desaliento y la depresión, hasta el punto de querer morir. Pero estos hombres perduraron-ellos vencieron. Ellos eliminaron a sus problemas ¡en vez de permitir que el problema los eliminara a ellos!

Estos hombres estaban activamente entrenados por Dios y tuvieron que VENCER a Satanás, las tentaciones de este mundo y las atracciones de la carne. Un Cristiano es aquel que vence sus problemas, debilidades, pecados y malas actitudes, ¡en vez de ser vencidos y derrotados por ellos!

Para El Vencedor

Por medio del Apóstol Juan Cristo dijo, “Al que VENCIERE y guarde Mis obras hasta el fin, Yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro…” (Apo. 2:26-27).

En Sus Instrucciones a LAODICEA, El añade, “Al que VENCIERE, Yo le daré que se siente Conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y me he sentado con Mi Padre en Su trono” (Apo. 3:21).

Estos versiculos ilustran a Cristo reestableciendo el gobierno de Dios sobre todas las naciones de la tierra. Los Cristianos recibirán VERDADERO PODER PARA REGIR. Pero primero ellos deben vencer.

Los Cristianos son los que siguen-que imitan -a Cristo (I Ped. 2:21). Entonces, ¿cúal es el patrón que Cristo estableció para que nosotros siguieramos? ¿Pudo El vencer?

Con referencia a Su propia lucha para permanecer libre de pecado, perfecto en caracter, Cristo dijo, “En el mundo ustedes tendrán tribulaciones [¡lo cierto que es esto!]: pero tengan confianza, YO HE VENCIDO AL MUNDO” (Juan 16:33). Cristo habia vencido a ambos el mundo y su dios-Satanás (II Cor. 4:4). Recuerde que Cristo dijo, “ASÍ COMO YO HE VENCIDO, y Me he sentado con Mi Padre en Su trono.” Cristo venció y calificó para regir. Así como El calificó para reemplazar a Satanás, ¡tenemos que hacerlo nosotros!

Tan grandioso y enorme poder para gobernar nunca se le pudiera dar a personas que no estén preparadas-que no hayan calificado para usarlo apropiadamente. Dios no le otorgará autoridad a personas que se pudieran rebelar y cambiarse para el camino de Satanás. Los siervos de Dios deben usar esta vida para desarrollar Su propio caracter, que son tan necesarios para aquellos que tienen posiciones de gran autoridad.

Experiencia Con El Pecado

¡Usted debe entender! Usted ha tenido practica en ceder a la carne y al camino de Satanás por toda su vida. Usted probablemente sea un experto en ceder a ambas de estas. Creame, mientras que usted trate de vencer y resistir las atracciones que trabajan dentro de usted, usted encontrará que los patrones de mala conducta son “naturaleza secundaria” para usted-¡mas de lo que usted se imagina! Dejando de examinarla, la naturaleza humana consiste de vanidad, celos, codicia, avaricia, envidia, resentimiento, odio, iras, orgullo, rebelion, necedades, engaños y hostilidad hacia Dios. Esto es lo que usted ha estado practicando-posiblemente por décadas.

Vencer no será facil ni ocurrirá a traves de una noche. Es una vida larga de grandes batallas contra muy bien establecidas actitudes y una vieja forma de vivir que el Cristiano ahora debe rechazar y abandonar. Aquel que anda por el camino de Dios se esfuerza en controlar y retenerse donde la palabra de Dios de instrucciones. El trata de ejercitarse en todos los casos donde Dios le diga que tiene que hacerlo. Cuando Dios le da instrucciones de hacer algo, ¡el trata de hacerlo! Cuando Dios da instrucciones de no hacer algo, ¡el no lo hace!

Aprender a hacer esto lleva toda una vida. Pero recuerde: Para desarrollar caracter es para lo que usted nació. Su obligación es de “despojarse” de la atracción carnal de la naturaleza humana, y de “revestirse” del caracter de Dios y de Cristo (Col. 3:8-13). Aunque esto no es facil, la recompensa es grande.

Dios mira en la intención de su corazón. Es la motivación y el deceo completo suyo lo que es importante para El. El quiere saber, si después que usted ha pecado, usted se arrepiente y se determina a esforzarce en un comportamiento mejor. El entiende las tentaciones que nos acosan mucho mas que nosotros mismos. El observa para ver si nosotros vamos a estar sobrios y alertas mientras arrancamos el pecado fuera de nuestras vidas. ¿Caeremos nosotros sin darnos cuenta en la forma en que anduvimos en otros tiempos? ¿Trataremos nosotros de vencer solamente con nuestra fuerza y energia humana?

El Poder De Dios En La Conversión

Un Cristiano es guiado por el Espíritu Santo de Dios. Este penetra cuando nos arrepentimos y nos bautizamos (Hechos 2:38). Es este Espíritu en una mente convertida el que nos da la habilidad para tener fuerza y cambiar lo que el “vapor” humano solamente no puede cambiar. II Timoteo 1:7 dice, Porque no nos ha dado Dios espíritu de temor, sino de PODER, de amor y de dominio propio.”

La palabra Griega de poder es dunamis.Esta significa “un milagroso poder especial o fuerza.” En su conversión, ¡a usted se le fue otorgado literalmente verdadero poder! Este poder crece y establece la rectitud de Dios dentro de su caracter. Usted debe de recurrir a la fuerza del Espíritu de Dios para que pueda vencer con triunfo. Esta es una fuerza sin limites y es suficiente para derrotar al pecado, problema o actitud-¡no importa lo grande o difícil que parezca!

¡Pero no se vaya a equivocar! Nosotros no debemos desarrollar nuestra propia justicia. Eso no impresiona a Dios. El las ve como muchos “trapos de inmundicia” (Isa. 64:6). Pablo escribió de su propia esperanza, como un Cristiano, “y ser hallado en el, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, LA JUSTICIA QUE ES DE DIOS POR FE” (Fil. 3:9).

El Papel Que Juega La Fe

Exactamente, ¿qué papel juega la fe? Esta juega su parte, ¿pero como?

Efesios 2:8-9 dice,Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esta [la fe] no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” La fe de Cristo en nosotros es un don. Y la salvación viene como don gratis, por gracia-¡a través de la fe! Pero Pablo explica que hasta le fe es un don. De otra forma, seria un “trabajo” generado por esfuerzo humano. (Solicite nuestro folleto gratis ¿Qué es verdadera FE? Para entender este tema mejor.)

Es la misma fe de Cristo la que trabaja en un Cristiano. Pero entienda esto. Esto da la asistencia en llevar a cabo obras en todos aquellos que son guiados por el Espíritu de Dios. Espere recibir ayuda de Dios.

Casi universalmente, los teologos, religiosos y hombres de iglesias paran de leer después de Efesios 2:8-9 (“por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”) e ignoran el muy importante versículo 10: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” ¡Eso es correcto! Los Cristianos deben de “andar…en buenas obras” como Su hechura [de Dios],” venciendo diariamente.

Cristo Trabajando

En efecto, Jesucristo vive Su vida en los Cristianos. Sin Su ayuda, ¡usted no llega a ningun lugar! Usted debe de practicar el fruto de la fe del Espíritu de Dios (Gal. 5:22-23), sabiendo que Cristo trabaja dentro de usted-si usted se está esforzando en rendirsele a El y hacer todo lo que usted pueda personalmente a la misma vez.

En Juan 15:5, Cristo dijo, “este trae mucho fruto” y también dijo, “…porque sin Mi nada podéis hacer.” Poder humano-energia humana-solo ayuda a las personas a vencer en areas fisicas. Los problemas espirituales no pueden ser conquistados a través de esfuerzos fisicos.

Cristo es la Vid y nosotros los pámpanos (Juan 15:5). Los pámpanos deben de estar conectados con la Vid. Esto ocurre por medio del Espíritu de Dios trabajando en sus mentes.

Cuando hablamos de la forma en que trabaja el Espíritu de Dios, Cristo dijo, “de su interior correran ríos de agua viva. (Esto dijo El del Espíritu que habian de recibir los que creyesen en El…)” (Juan 7:38). Mientras que ejecuta buenas obras, el Espíritu de Dios corre “del interior” de los Cristianos. Este hace buenas obras. Por lo tanto, este debe de ser rellenado, si no se hace así, será reducido y desaparecerá completamente. Esta es la razón por la que Cristo dijo, “Si vosotros…sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto mas vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:13). Usted debe pedir regularmente, en oración, más del Espíritu Santo.

Pablo escribió, “Hermanos mios, fortaleceos en el Señor, y en el poder de Su fuerza” (Efe. 6:10). Cristo también dijo, “con Dios todas las cosas son posibles” (Mat. 19:26). Con el Espíritu de Dios trabajando y creciendo activamente dentro de usted, ¡esto también es posible con usted! Ponga en practica la fe de Cristo mientras usted trabaja en usted mismo.

¡Y recuerde! Una profunda conversión no ocurre en el transcurso de una noche. Pablo le escribió a los Corintios que ellos eran “niños [bebitos] en Cristo” (I Cor. 3:1). El describió como ellos requerian “leche” en vez de “carne,” como comida. El nuevo Cristiano es como un infante. Como analogia, el primero aprende a virarse, entonces a gatear, antes de caminar (y, primero, en forma inestable, en forma de principiante). Solo después es que aprende a correr (espiritualmente).

Pablo compara la conversión a como correr en un estadio (I Cor.9:24). En algun momento, el corredor debe de desarrollar gran velocidad, porque Pablo dice, “corred para que puedas obtener [ganar].”

Esa es la vida del Cristiano. Despacio, constante crecimiento, practica diaria y completa, produce progreso en la vida de la persona que está imitando a Cristo. El nuevo Cristiano se esfuerza sinceramente, de todo corazón, a ser diferente-de virar y cojer el otro camino, el camino de Dios, ¡para el resto de su vida!

¡Apliqueselo a usted mismo! Motivese a crecer y a vencer. No espere que va a ser facil, como “caerse de la cama.” Creced en conocimiento también (II Pet. 3:18).

Como Impedir El Pecado

En su artículo “COMO IMPEDIR EL PECADO,” Herbert W. Armstrong terminó con lo siguiente. Fijese en el importante punto que el describió. También lo ayudará a usted:

“La forma de sacar algo FUERA de la mente es poner un pensamiento contrario DENTRO de la mente. Muy frecuentemente he notado padres de bebitos tratando tanto de ‘callar’ al bebé cuando está llorando. Debe de haber algo causando dolor, que debe ser quitado, o algo está en la mente del bebé que le causa el llanto o las quejas. Solamente decirle ‘¡chis!’ o mandarlo a callarse no trae buen resultado. Nosotros criamos cuatro niños, y mucho tiempo atrás yo aprendí el truco de callar al bebé poniendo su mente en otra cosa. En vez de ordenarle que pare de llorar, llamele la atención con un objeto nuevo-tiene que interesarlo en que juegue con ese objeto…y cuando usted menos se lo espere el bebé se olvidará del por qué estba llorando.

“Trate de usar el mismo metodo en usted. Pero en lugar de usar cosas materiales o del mundo, una persona madura debe de usar disciplina propia y poner su mente en cosas espirituales. Abra su Biblia. Ponga el estudio de un tema espiritual en su mente. La proxima vez que usted tenga una tentación, tratelo. Ore acerca de eso. Pidale ayuda a Dios. Observe lo rapido que usted comenzará a ganar la victoria sobre las tentaciones y el pecado, y lo maravilloso que será su crecimiento espiritual y de CARACTER.”>

Resistiendo La Tentación

Cristo le enseñó a Sus discipulos a entender las atracciones de la naturaleza humana trabajando dentro de ellos. Fijese: “Y El dijo, lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez"”(Marcos 7:20-22).

Estas mismas act itudes, atracciones de la carne y malas formas de conducta están también trabajando dentro de usted y de mi. Estas nos dejan fertil para la tentación por Satanás.

Por lo tanto, muchas clases de tentaciones serán tiradas a usted a través de la vida. Usted debe con éxito resistirlas. Ellas vendrán frecuentemente cuando usted menos se lo espere. El diablo tratará de golpearle donde usted es débil-mas vulnerable-menos preparado. ¡Usted debe estar en guardia-preparado! No vaya a asumir que usted es mas fuerte o que está mas preparado de lo que usted piensa. Considere el aviso de Pablo: “Así que, el que piensa que está firme, preste atención para que no caiga” (I Cor. 10:12).

El Apóstol Santiago explicó como la tentación se puede convertir en pecado. Fijese: “Pero cada hombre es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la cocupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz muerte” (Santiago 1:14-15). Saque los malos pensamientos. No vaya a disminuir o a asumir la victoria ¡antes de que los haya sacado!

El Apóstol Pedro añadió, “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (I Ped. 5:8). Y Santiago también enseñó, “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7). Pedro continuó, “Al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo” (I Ped. 5:9).

La segunda parte de este versículo ofrece aliento: Usted no está solo en su lucha para vencer el pecado. Todos los seres humanos se encuentran con los mismos problemas. ¡Entienda! “Todos han pecado” (Rom. 3:23) y “el pecado es la infracción de la ley” (I Juan 3:4). Dios le promete que el “pecado no tendrá dominio sobre usted” (Rom. 6:14).

Aquí está como Pablo explicó de fuerzas trabajando dentro de el: “Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago…Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago” (Rom. 7:15, 19).

Esto ilustra con lo que todos nos encontramos. Cuando se sienta así, ¡batalle! ¡Resista! Use el poder de Dios dentro de usted. Llamelo a El para que lo ayude y siempre recuerde que usted debe “Acercaos a Dios, y El se acercará aa vosotros. Pecadores, limpiad vuestras manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones” (Santiago 4:8).

Ciertamente, llevar a cabo este versículo en su propia vida no es un proceso de una noche. Lleva tiempo y mucho esfuerzo.

Busque a Dios a través de oraciones fervientes, frecuentes y con fe. Comuniquese con Dios diariamente. Ore sin cesar (I Tesa. 5:17-18). Estudie su Biblia (Mat. 4:4), tomelo como la Palabra de Dios-como El hablandole a usted personalmente, ¡en la misma forma en que en la oración está usted hablandole a El!

Sobre todo, no se desanime ni se rinda cuando la tentación es severa y parezca que no se puede aplacar. Nunca se olvide que “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podais soportar” (I Cor. 10:13).

Esta es la promesa segura de Dios ¡para todos los que quieren vencer!

Cristo Venció y Calificó Para Reemplazar a Satanás

Resistiendo la tentación del diablo fue lo esencial para que Cristo venciera el pecado. Mateo 4 contiene el relato:”Jesús fue llevado por el Espíritu…para ser tentado por el diablo” (vs. 1). El diablo repetidamente tentó a Cristo, en varias formas. Lea el relato. Al final de muchos atentados por Satanás de romper la voluntad de Cristo, el relato llega a su punto culminante.

Usted notará que, después de que se le fue ofrecido todos los reinos de este mundo, Cristo reprendió a Satanás (vs. 10), diciendo “Vete, Satanás.” Esta es una forma bonita de decir lo que Cristo le dijo al diablo que fue, “largate.” En este momento, la tentación terminó y el diablo se fue. ¡Cristo con éxito habia resistido!

Esté preparado para decirle a Satanás que se “Vaya” de su vida con la frecuencia que usted necesite hacerlo. Con éxito resistalo sometiendose a Dios completamente-¡en todas las cosas!

¡Cristo pasó una gran prueba! El venció al mundo, Su carne y al diablo, venciendo el pecado y calificando para pagar por los pecados del mundo.

Recuerde, cuando habló de haber vencido al mundo, Cristo dijo, “Pero tengan ánimo.” Usted puede vencer en la misma forma que Cristo lo hizo.

Siete Pasos Para Un Cambio Permanente

Aplicando los siguientes SIETE PASOS BASICOS lo ayudará a usted a vencer problemas con los que usted se encuentre. Estos representan principios que trabajarán en el proceso de vencer no importa el tamaño del problema o problemas con los que usted se encuentre.

Si con mucha diligencia usted los aplica, ellos serán una formula que lo ayudará en su vida a permanentemente vencer.

  1. HONESTAMENTE HAGALE FRENTE AL PROBLEMA. Muchas personas no le hacen frente honestamente a sus problemas. Ellos esconden sus ojos de la realidad. Jeremias 17:9 dice, “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” La mayoria de las personas se engañan a ellos mismos acerca de sus problemas. Honestamente hagale frente a sus problemas. Mirelos en sus mismos ojos y mirelos por lo que son.
  2. NO SE DESANIME. Es muy facil desanimarse después que usted ha reconocido sus problemas. Es facil el desalentarse. Esto es natural. Esté preparado por si acaso estos sentimientos lo atacan, después de que usted se ha enfrentado honestamente delante de su debilidad, pecado o falta que usted ahora está listo para abordar. Pablo escribió de aquellos que están “con problemas por todos lados, mas no angustiados…con perplejos, mas no desesperados” (II Cor. 4:8-9). Usted se puede sentir así cuando se enfrenta con los problemas, pero no se desanime. Siga adelante a tomar el proximo paso.
  3. HAGA SU VOLUNTAD. Determine absolutamente de que usted va a derrotar cada problema en particular ¡y que usted no será derrotado! Tiene que mirarlo desde el punto de vista de vida o muerte hacia la batalla que está delante de usted. Dicen que la peor batalla es la primera batalla. Haga su voluntad de señalar cada pecado, o debilidad triunfantemente. Digase a usted mismo que va a derrotarlos-que usted los arrancará de su caracter. Pero reconozca que usted no puede pelear la batalla por si mismo. Usted debe ir al paso numero cuatro.
  4. FORME UNA UNION CON DIOS. Si usted va a tratar de vencer por fuerza humana solamente, usted fracasará. Eso es seguro. Ya hemos hablado de esto. Pablo escribió, “Yo puedo hacer todas las cosas por medio de Cristo que me fortalece” (Fil. 4:13). Jesús dijo, “No puedo Yo hacer nada por mi mismo” (Juan 5:30). En otra ocasión, cuando le hablaba a Sus discípulos y hablando acerca de aquellos que tienen cosas que vencer, Cristo también dijo, “Con los hombres esto es imposible; MAS PARA DIOS TODO ES POSIBLE” (Mat. 19:26). Crea las palabras de Cristo. Si El no podia hacer nada por El mismo, tampoco podemos ni usted ni yo. Asegurese que usted haga una union con Dios y que usted no esté luchando solo.
  5. COMIENCE AHÍ DONDE USTED ESTÁ. Admita que el problema es del tamaño que es. Ni le añada ni le quite. Si es un GRAN problema, ¡admitalo! Esto es parte de encararce honestamente con el problema. Si usted está tratando de vencer alguna atracción de la carne o tentaciones que han existido por largo tiempo-que han sido parte de usted por muchos años-admita el tamaño del problema. Hay un dicho que dice, “El camino mas largo comienza con un paso.” Eso es verdad con el Cristiano. No importa el tiempo que lleve, o donde usted esté cuando comienza, comience donde quiera que usted se encuentre en este momento. Si usted ha gastado tiempo en decidir a señalar el problema, admitalo. Reconozca donde usted está “Aprovechando el tiempo” (Efe. 5:16).
  6. ESTÉ DISPUESTO A PAGAR EL PRECIO. La Biblia describe a algunos que “se cansan” y se “desmayan en el día de la adversidad” (Pro. 24:10). Salomos escribió que “sus fuerzas son pocas.” Pablo escribió, “Y no nos cansemos de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gal. 6:9). Todo lo que tiene valor en la vida tiene su costo-un precio. Algunas veces esto envolucra dolor, sufrimiento. Pagar el precio. Pablo escribió que hasta Cristo “por lo que padeció aprendió la obediencia” (Heb. 5:8). A ninguno de nosotros nos gusta el dolor, pero en el proceso de vencer muchas veces no lo podemos evitar. David dijo, “Antes que fuera yo afligido, descarriado andaba; mas ahora guardo Tu palabra” (Sal. 119:67). Cuatro versículos después, el añadió, “Bueno me hes haber sido afligido, para que aprenda Tus estatutos” (vs. 71).
  7. NO SE RINDA ANTES DE QUE PUEDA TRIUNFAR. Pablo habló de correr en el estadio la carrera y terminar su marcha. El dijo, “prosigo a la meta” (Fil. 3:13-14) en camino hacia el reino de Dios. Salomon escribió, “Porque el hombre justo cae siete veces, y vuelve a levantarse” (Pro. 24:16). No se rinda. ¡NUNCA vaya a rendirse! Luche, batalle y pelee hasta que haya completamente vencido cualquier obstaculo, debilidad, pecado o problema ¡con el que usted se encuentre!

Siga estos puntos-siempre tomando un paso a la vez. ¡Ellos han ayudado a muchos a ganar la guerra para vencer!

Batalla De Toda Una Vida

Recuerde que “El que dure hasta el fin será salvo.” Vivir una vida de crecimiento y vencer no es facil. Es una lucha constante y diaria contra las atracciones de la carne y las tentaciones del pecado. Pero estamos siendo juzgados ahora.

Pedro escribió, “Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? Y si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?” (I Ped. 4:17-18).

Pablo sabia que el estaba siendo juzgado. Fijese: “Y esto hago…para hacerme copartícipe con ustedes. ¿No sabéis [la mayoria no saben] que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis [ganar]. Y todo hombre que lucha para la maestría [campeonato o victoria], de todo se abstiene. Ellos [los que no son Cristianos], a la verdad lo hacen, para recibir una corona corruptible, pero nosotros [Cristianos], una incorruptible. Así que yo de esta manera CORRO, no como a la ventura; de esta manera PELEO…no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado [fracaso, perdedor]” (I Cor. 9:23-27) y “Por tanto…despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y CORRAMOS CON PACIENCIA la CARRERA que tenemos por delante” (Heb. 12:1).

Pablo peleo fuertemente contra el pecado. El vió dos fuerzas opuestas que trabajaban dentro de su mente. Fijese con la intensidad que el luchó para vencer las atracciones dentro de el: “Y yo se que en mi, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mi, pero no el hacerlo…Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mi. Porque segun el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley en mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros” (Rom. 7:18, 21-23).

El describió el Cristianismo como “luchando” (Efe. 6:11-12) contra las “asechanzas del diablo.” Y el le dió instrucciones a los Filipenses que “PROSIGAN hacia la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (3:14. El reconoció que lleva mucho esfuerzo para correr y ganar una larga carrera.

La victoria de Pablo representa el ejemplo clasico de como uno de los grandes siervos de Dios batalló para vencer el pecado. Al final de su vida, el pudo decir que “habia peleado una gran pelea” y que el habia “corrido su marcha” sabiendo que una “corona” lo esperaba. Pero esto no pasó sin que el tuviera muchas luchas, siguiendo adelante, corriendo, peleando y batallando contra la naturaleza humana con la que el luchó para vencer.

Pero el también entendió que esta carrera era un maratón, no una carrera corta. Así es la suya.

¿Y Qué de Usted?

Si usted es un adulto, le tomó quince o veinte años para crecer a cierta estatura. Este proceso de largo crecimiento fisico, probablemente incluyó una cantidad de “dolores de crecimiento.” Sin duda alguna, usted se cayó y se lastimó su rodilla o le sangró la nariz muchas veces antes de que llegará a ser un adulto. ¡El Cristianismo no es diferente! No se desanime ni pare de crecer, en alguna forma diferente a la que le toma a un niño, para crecer y no “rendirse en su vida” simplemente porque se cayó y se raspó la rodilla. Cuando su niño se cae, usted le dice que se levante, porque esa es parte de la vida. ¡El Cristianismo no es diferente!

Los niñitos siempre quieren crecer mas rapido de lo que el horario les permite. Aunque la niñez es tan linda en tantas formas diferentes, parece que los niños no pueden esperar a llegar a ser adultos. ¡El Cristianismo no es diferente! Pero el Cristiano completamente maduro, llega a ser un adulto después de un largo periodo de practicar la forma correcta de vida.

La perfección, es una meta que lleva con ella una forma de vida que debe controlar los pensamientos, acciones y palabras que tenemos. Dios mira el corazón, y la intención de la persona que se le somete a El. Por tanto que la persona esté creciendo y venciendo-y guiado por el Espíritu Santo-el se mantiene como un convertido, engendrado hijo de Dios.

Es solamente por oraciones regularmente, estudios biblicos, meditación y hasta ayunos (sin comida o agua por un periodo de tiempo) por las que el Cristiano va a poder vencer los tres enemigos que lo esperan a el todos los días de su vida.

Eventualmente, todas las naciones se sentaran delante de Cristo. Algunos habran calificado para gobernar y otros no. Fijese: “Cuando el Hijo del Hombre venga en Su gloria, y todos los santos ángeles con El, entonces se sentará en Su trono de gloria, y serán reunidas delante de El todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a Su derecha, y los cabritos a Su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de Su derecha: Venid, benditos de Mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo” (Mat. 25:31-34).

El GOBIERNO de Dios pronto será restaurado en la tierra, y todos los que se hayan preparado “heredarán el reino.” Solo los vencedores, aquellos que triunfantemente se sometieron a Dios y resistieron a Satanás a través de sus vidas, tendrán parte en este glorioso futuro: “El que venciere heredará todas las cosas; y Yo seré su Dios, y el será Mi hijo. Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apo. 21:7-8).

¿Podrá usted vencer y HEREDAR TODAS LAS COSAS?

Acerquese Mas a Dios

El Sr. Armstrong llegó a la conclusión de su artículo “Como ser un VENCEDOR” con lo siguiente:

“Si nos acercamos a Dios, y nos QUEDAMOS cerca de El, nuestro problema está resuelto. Entonces tendremos la FE. Entonces estaremos LLENOS de Su Espíritu-Su poder para vencer.

“Nos podemos mantener en entrenamiento espiritual solo si dedicamos nuestro amor-nuestras mentes-nuestros pensamientos-en cosas ESPIRITUALES. Lea Col. 3:1-10. La mayoria de nosotros tenemos las mentes llenas de preocupaciones e intereses materiales de la tierra, ¡dirigiendonos a lo espiritual solamente ocasionalmente! ¡Buscad primeramente el Reino de Dios y Su JUSTICIA!

“Algunas veces se necesita una cantidad constante de AYUNOS Y ORACIONES-fervientes, determinadas, perseverantes oraciones-buscando a Dios con todas nuestras fuerzas-con llanto-manteniendonos firmes, DETERMINADOS, hasta que lleguemos a El. Entonces debemos mantenernos en CONSTANTES oraciones. Pongamosle todads nuestras preocupaciones a El. No estamos haciendo eso. Si lo hacemos, ¡habrán mas cosas todos los días por la que tengamos que orar mas! Esto lleva muchas PRIVADAS y diarias oraciones, con mucha seriedad, aparte de las oraciones en grupo familiar. ¿Vale la pena hacer esto para obtener vida eterna?”

020101
RP017

Escritorio Reciente de Noticias Mundiales

Otros Artículos