JavaScript

This website requires the use of Javascript Explain This   to function correctly. Performance and usage will suffer if it remains disabled.
Guardar para leer después
Disponible en estos lenguajes:
¿Dónde está la Iglesia de Dios hoy?
Nueva York, EE.UU. Jamaica Perú Idaho, EE.UU. India Bélgica Kenia Arkansas, EE.UU. Sudáfrica Inglaterra Nigeria Ohio, EE.UU.

Jesús dijo: “Edificaré mi Iglesia”. Hay una sola organización que enseña toda la verdad de la Biblia, y es llamada a vivir por “cada palabra de Dios”. ¿Usted sabe cómo encontrarla? Cristo dijo que:

  • Enseñaría “todas las cosas” que Él ordenó
  • llamaría a los miembros a ser apartados por la verdad
  • Sería una “manada pequeña”
Acerca del Autor
David C. Pack 

Fundador y Pastor General de La Iglesia de Dios Restaurada, Editor en jefe de la revista La Plena Verdad, y voz del programa El Mundo por Venir, David C. Pack ha llegado a muchos millones de personas en todo el mundo con las verdades más poderosas de la Biblia — desconocidas por casi todos. Él es autor de 80 libros y folletos, estableció personalmente más de 50 congregaciones, y apareció como invitado en The History Channel. El Sr. Pack asistió al Colegio Ambassador en Pasadena, California, entró al ministerio de la Iglesia de Dios Universal en 1971, y fue entrenado personalmente por su fundador, Herbert W. Armstrong.

¿Debe Usted Unirse a La Iglesia de Dios RESTAURADA?

por David C. Pack

¿Quién debe unirse a La Iglesia de Dios Restaurada? Usted puede estar ahora considerando dar ese paso. ¿Qué significa la membresía en la IDR? ¿Qué debe usted esperar cuando venga? ¿Somos solo otro de los “grupos dispersos”? Usted debe de haber ya estudiado mucho material de nosotros. ¿Tiene usted otras preguntas? Esta es un tipo de lista de comprobación final de los temas y preguntas mas frecuentes de aquellos que están considerando venir a la IDR.

 Idioma Afrikaans Deutsch English Español Français Italiano Kiswahili Nederlands Polski Srpski

Por ahora usted ha leído el material y escuchado las cintas de nuestro Paquete Introductorio. Estamos felices de que usted esté considerando la membresía en La Iglesia de Dios Restaurada. Estamos a punto de darle la bienvenida a nuestra compañía. Pero en el pasado cuando hicimos esto con algunos que no estaban preparados para venir con nosotros con las razones correctas. Ellos no habían contado con amplitud el costo. Tan entusiasmados de tenerlo “abordo” queremos que usted sepa que está tomando la decisión correcta.

El 3 de mayo de 1999, La Iglesia de Dios Restaurada vino a la existencia oficialmente. Poco después de eso, yo escribí ¿POR QUÉ La Iglesia de Dios RESTAURADA? Dicho folleto pretendía responder las preguntas más importantes concernientes a la creación de la IDR. A través del tiempo muchas personas han venido con nosotros de virtualmente todas las organizaciones existentes que surgieron después de la apostasía en la Iglesia de Dios Universal. Muchos más continúan preguntando acerca de nosotros. Esto ha resultado en una serie de preguntas comúnmente hechas por las personas que necesitan responderse antes de tomar su decisión final. Todos los que están considerando su membresía deben leer éste folleto. Este folleto representa nuestro mejor intento para responder esas preguntas. Queremos remover tanto misterio como sea posible acerca de lo que somos y vea usted si va o no a ser feliz viniendo con nosotros.

No estamos “compitiendo” con otras organizaciones por miembros. Somos enteramente diferentes en lo que estamos haciendo en contraste con otros grupos. Algunos tratan de “obtener” miembros. Algunos que buscan miembros parecen querer hacerlo a cualquier costo. Nosotros no deseamos acusarlos, tampoco los copiamos. Este folleto describe lo que estamos haciendo. La IDR es para aquellos que quieren salir de toda la división, compromisos doctrinales y de la infelicidad resultante que eso trae. Otros grupos pueden competir unos con otros o con nosotros, pero nosotros no estamos compitiendo con ellos.

Mientras La Iglesia de Dios Restaurada es exactamente lo que muchos están buscando, claramente no es para todos—ni aun para la mayoría. Tal como nosotros necesitamos saber lo que usted cree, usted tiene el derecho de saber que esperar al unirse a nosotros. Este folleto será muy claro—aun hasta el punto de ser a veces dolorosamente contundente.

A la mayoría de los “grupos dispersos” no les importa quien llegue a ellos y lo ponen en práctica practicando una política de puertas abiertas. Mientras nosotros nos pretendemos ser “exclusivistas”, estamos determinados a evitar que las personas quieran “diluir” lo que somos.

Usted puede estar considerando unirse a nosotros en parte porque usted experimentó esto y está cansado de ello. Nosotros lo entendemos. No obstante, algunos han venido con nosotros alegando ser una cosa, solo para demostrar después (algunas veces rápidamente) que ellos eran algo totalmente diferente. Algunos tuvieron diferencias significativas o grandes variaciones respecto a lo que el Sr. Herbert Armstrong enseñó, mientras aparentemente no se daban cuenta de ello. Mientras la gran mayoría de aquellos que han venido con nosotros, han sido maravillosos, personas amorosas y fieles, otros han sido religiosos por pasatiempo. Unos pocos fueron criticones contenciosos. Unos pocos fueron extremadamente auto justos y demasiado entusiastas para atacar las limitaciones de otros. Unos pocos fueron inenseñables e ingobernables. Unos pocos buscaban una iglesia o grupo que pudiese reconocer y aceptar las “nuevas verdades” especiales que “Dios les ha mostrado”. Unos pocos han sentido que la Obra se terminó y esperaban que nosotros sintiésemos lo mismo. Unos pocos vienen por ninguna otra razón que su familia o amigos lo hicieron. Unos pocos actualmente atacaron al Sr. Armstrong. Otros lo adoraron y se ofendieron cuando el resto de nosotros no lo adoramos. Unos pocos vinieron porque ellos pensaban que miles se nos unirían y se desanimaron cuando eso no sucedió. Otros vienen buscando excitación. Usted ve el punto.

Este folleto en particular es diferente a mis otros folletos. Este folleto no está escrito de manera profunda con toda intención. Esto es porque usted por ahora ya ha hecho mucho estudio profundo acerca de la IDR. Algunas de las respuestas aquí encontradas serán mal entendidas, si usted ya no lo ha hecho así. Por lo tanto, usted debe de leer éste folleto solo hasta que haya examinado todo nuestro material introductorio. Los temas que trataremos aquí no están listados en algún orden particular de importancia.

Es nuestra esperanza que éste folleto le ayudará a tomar la decisión correcta, en una actitud cuidadosa y de oración, mientras “ocupaos de vuestra salvación con temor y temblor” (Fil. 2:12-13). Piense en la decisión que está delante de usted. ¡Aunque no necesariamente deba arrastrar sus pies para tomar suficiente tiempo para ser cuidadoso! Asegúrese de lo que está haciendo. Usted “no puede servir a dos amos” y “no debe detenerse entre dos opiniones”. Sea honesto con usted mismo y reconozca que su corona está en peligro. Después haga una decisión clara de una manera u otra— reconociendo que NO tomar una decisión, ¡realmente es una decisión a hacer NADA!

Si usted decide venir con nosotros después de leer este folleto y examinar el material relacionado en las referencias, usted está diciendo que está de acuerdo con su contenido. Por favor entienda esto. Estamos confiando en su palabra, ¡tanto como usted está confiando en nuestra palabra cuando le decimos exactamente quien y qué somos en La Iglesia de Dios Restaurada!

La Voz del Pastor

Por ahora usted ya ha leído y escuchado en varios lugares acerca de la voz de Jesucristo. Sus ovejas conocen a su Pastor. ¿Cree usted que la voz de Cristo lo está dirigiendo a La Iglesia de Dios Restaurada? Este folleto le ayudará a responder esta gran pregunta. Continúe para que se haga a sí mismo esta pregunta para que usted tome su decisión final. Quizás deba revisar la cinta del sermón La Voz del Gran Pastor.

Política de “Puertas Abiertas”

El Sr. Armstrong no practicó una política de “puertas abiertas”. Esto fue tanto por el bien de la Iglesia como por el bien de los individuos que quizás asistiesen cuando estuviesen listos. Cuando esto sucedía, a menudo traía ofensas y hacía que ellos se fuesen. Pedimos a cualquiera que desee ser miembro de la IDR que contacte a la sede o a alguno de nuestros ancianos después de leer éste folleto. Nosotros no requerimos que usted vaya a través de un guante de excesivo consejo antes de unirse a nosotros. Pero queremos que usted esté seguro de su decisión.

La apostasía ha generado una generación entera de religiosos por pasatiempo quienes desean la libertad de brincar de iglesia a iglesia y de grupo a grupo. Ellos quieren ser “sin restricciones” para alguna organización. Muchos problemas surgen por este enfoque. Hay muchos otros grupos que están felices de recibir a tales personas.

Yo le he prometido al pueblo de Dios que el ministerio de La Iglesia de Dios Restaurada (y esto comienza conmigo) vamos a protegerlos de falsos maestros y falsas doctrinas, el Sr. Armstrong dijo en la página 262 del MISTERIO DE LOS IGLOS, “Es obligación de los verdaderos ministros de Dios (y cuán pocos hay hoy) proteger a los santos engendrados pero no nacidos de falsas doctrinas y falsos ministros”. Esta declaración corta por ambos lados. Una vez que usted esté entre nosotros, tenemos la obligación de protegerlo tanto como a cualquiera que esté aquí. Mientras uno esté entre nosotros, debemos de estar seguros tan humanamente como sea posible que ideas que él pueda tener no se conviertan en una amenaza para pequeños grupos de gente fiel. Esto siempre lleva el potencial de divisiones.

Reteniendo

Dios declara, “cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos igualmente en uno” (Salmo 133). Usted se da cuenta ahora que la IDR retiene cada doctrina de Dios enseñada por Herbert W. Armstrong. Es éste entendimiento lo que nos permite tener la unidad de que disfrutamos aquí. Este es el único y correcto “punto de inicio” para retener y no abrir la proverbial—y fatal—“Caja de Pandora” doctrinal. Esto es lo que continúa dividiendo a los otros grupos una y otra vez, Amós 3:3 hace claro que cuando la gente no está de acuerdo, ¡ellos no pueden caminar juntos! La verdad de Dios es los suficiente fascinante y excitante para que dure una vida para aquellos que la entienden y se adhieren a ella en su totalidad. No tenemos interés ni necesidad de obtener “otras cosas”. Por supuesto, podemos crecer para ver verdades (que ya nos han sido enseñadas) más clara y precisamente. Este será siempre el caso.

Muchas personas parecen ir a la deriva en teorías favoritas y especulaciones proféticas de casi toda clase y color. Ellos tratan entonces de encajarlas a las enseñanzas del Sr. Armstrong. Algunos han tratado entonces de “hacérnoslas ver”. Yo recibo ocasionalmente largos papeles doctrinales, detallando ideas personales que tienen las personas. Yo no puedo ni aun comenzar a leerlas todas, solamente toma horas sin fin contestarles. Esto ha ofendido a unos pocos y ha sido suficiente para evitar que algunos se unan a nosotros. Yo también he aprendido que cuando trato de responder a las personas, se ofenden porque yo no estoy de acuerdo con ellos. Ellos querían ser maestros (presumiblemente míos y de otros) en vez de ser discípulos o estudiantes. Si usted se ve a sí mismo como un maestro, y usted no es un anciano, entonces casi con certeza no somos el lugar para usted.

A menudo tenemos preguntas de personas que van al borde de lo raro, extraño, inusual o (a lo mejor) sin importancia. Conforme leo ciertas preguntas, me encuentro continuamente preguntándome, “¿Qué está la gente pensando?”. No estoy diciendo esto para humillar a quienes hacen preguntas sinceras. Esperamos que las personas siempre se sientan en libertad de hacer preguntas básicas e importantes. Menciono esto porque esto ilustra las muchas maneras en las que las personas han vagado fuera del carril—aparentemente sin indicios o pistas acerca de lo que los ha llevado a la deriva.

La posición doctrinal de La Iglesia de Dios Restaurada ¡es la misma que era en la IDU el 16 de enero de 1986! Muchos alegan esto pero nosotros queremos decir lo que decimos.

Revise por favor nuestros varios sermones acerca de retener. Los títulos incluyen Elías (Parte III)., Nunca Se Comprometas, La Profundidad del Engaño y otras cintas relacionadas. Revise Y LLEGÓ UNA APOSTASÍA y YO ENVIARE A ELIAS a restaurar todas las cosas.

¡Esté Listo para Desaprender!

El Sr. Aemstrong subrayó a menudo la importancia de desaprender el error como parte de aprender la verdad. Cuando por primera vez fuimos llamados, estuvimos de acuerdo con ese principio crítico. Pero algunos lo han olvidado. Retener este concepto es de gran importancia por el resto de su vida.

A menudo he dicho que la IDR debe, muy literalmente, “restaurar lo que ha sido restaurado”. Esto no es un juego de palabras. Ya estamos haciendo eso. Mucho de lo que el Sr. Armstrong enseñó se ha perdido para la gente de hoy, como lo fue en los 1,900 años previos en la Iglesia de Dios. Este es el por qué yo estoy rescribiendo toda la literatura del Sr. Armstrong y nuestro equipo editorial está rescribiendo todas las otras verdades en que todos creímos alguna vez.

El primer gran paso para “regresar al carril” completamente con cientos de doctrinas, es reconocer que usted casi ciertamente ha ido a una variedad de cosas que usted puede no darse cuenta que ha aceptado. Usted aparentemente quiere cambiar eso. Esto pudiera o no ser tan fácil como usted piensa. Usted puede tener más que desaprender en éste punto que lo que usted sospecha. Es mucho más seguro si usted asume que esto es verdad a lo contrario. Si esto no es verdad, entonces usted no ha sido dañado—y usted probablemente va a sentirse mas humilde por haber tomado el enfoque aquí descrito. ¡Abra su mente a la probabilidad de que sus “dedos pudieran haberse parado” en este proceso de desaprendizaje!

Yo mencioné en Por qué la Iglesia de Dios Restaurada que todo lo que nos hemos llevado como “equipaje” en nuestras afiliaciones previas (después de dejar la IDU). Yo usé la analogía de que todos venimos de diferentes “culturas” de la iglesia. Esas “culturas” involucran la mixtura de varios elementos que representan problemas para aquellos que buscan desaprenderlos. Los más básicos de esos elementos son: enfoque a la doctrina, actitud hacia otros grupos, escenarios proféticos y especulaciones, el papel del gobierno, actitud hacia un grupo previo, etc.

Después de haber trabajado directamente con varios miles de personas a través de los años, desde que fui cesado de la IDU, yo puedo decir casi instantáneamente de qué organización ha venido cada persona. Encuentro que raras veces me equivoco en esto, y cuando lo hago, es porque usualmente la persona que me está contactando ha estado en más de un grupo. Esto es porque las personas “toman el sabor” de manera que ni aun ellos lo reconocen. Puede ser en su tono (de letra o de voz), la naturaleza de sus preguntas, la manera en que describen al Sr. Armstrong, los términos que usan para describir a otros que ellos ven como “menos fieles”, y de otras numerosas maneras que algunas veces es difícil de cuantificar.

¿Está usted determinado a ser un discípulo (estudiante, alumno o pupilo) que quiere ser enseñado, corregido y retornado a la verdad entera que alguna vez compartimos? Trate de abatir su mecanismo de auto defensa diciéndose a usted mismo que usted no pasó a través de la apostasía ileso. ¡Desafíese a usted mismo para ver cuantas áreas puede usted encontrar, ya sea en su entendimiento doctrinal o carácter, donde usted se haya salido del carril!

¿Amor Fraternal o Espíritu de Juicio?

Dios declara que las personas que se mantienen fieles a la descripción de la sexta era de la Iglesia son conocidas por muchas cosas (Apo. 3:7-13). No obstante el atributo que El ha decidido usar como una etiqueta para ellos—por todos los tiempos—es que ellos tienen “amor fraternal”. El apóstol Pablo escribió en I Corintios 13:1-3 que podemos tener “todo el conocimiento” (y esto ciertamente incluiría todo conocimiento doctrinal debido a que este es meramente un gran subtotal de todo el conocimiento), pero si “no tenemos amor, nada somos”. Saboree éste entendimiento vital. Teóricamente una persona puede alcanzar la perfección doctrinal ¡y aun su vida pudiese ser contada como absolutamente NADA! Ahora ¿qué piensa usted que es más importante para Dios —amor o conocimiento? Créame, ¡Yo no estoy de manera alguna desenfatizando la importancia de la correcta resolución de la doctrina precisa como el único punto de inicio apropiado! No obstante, quiero reiterar lo que Pablo dijo y las supremas importantes implicaciones por nuestra falta de méritos a la vista de Dios ¡si no tenemos el amor fraternal ni el amor de Dios!

El apóstol Juan escribió , “El amor perfecto echa fuera el temor”, ¡yo también he aprendido que, el temor perfecto echa fuera el amor! Algunos vienen de organizaciones en que fueron heridos y estuvieron llenos de temor de arriba abajo. Ciertamente hubo abundancia de esto en una organización por la que yo pasé. Si su experiencia fue similar, reconozca que esto puede haber echado fuera amor de usted sin que usted se haya dado cuenta. Pídale a Dios ayuda para renovar éste, el más grande de todos los aspecto del carácter en su vida. Debido a que Dios dice que El “es amor” (I Juan 4:8, 16), y que El es el dador de “toda buena dádiva” (Sgo. 1:17), espere que Dios haga eso si usted fervientemente le pide Su ayuda. Y a su tiempo, Dios le sanará de sus heridas de traiciones previas, las cuales pueden evitar que usted ame a las personas como alguna vez lo hizo.

Dios nos ha traído a La Iglesia de Dios Restaurada a través de muchas organizaciones. Nuestra común experiencia finalizó cuando dejamos la IDU. ¡Considérelo! No todos salimos al mismo tiempo y no todos nos unimos a la misma organización. También no todos salimos por las mismas razones o por los mismos asuntos. Para cada uno de nosotros, el tiempo, las circunstancias y los asuntos fueron algo diferentes. Generalmente hablando, lo único que tuvimos en común fue nuestra determinación a retener. Todos hemos aprendido que ¡esto significa cosas diferentes a persona— y organizaciones— diferentes!

Trabajando con personas de virtualmente todos los grupos, yo he aprendido que esto tuvo un profundo efecto de cómo vemos lo que fue nuestra experiencia común en la IDU, Cristo habla del peligro de “poner vino nuevo en botellas viejas” al tiempo de nuestro llamamiento. Todos sabemos los problemas que resultan de esto. Hay un problema en reversa que ocurre hoy. Yo he observado a cientos de personas, tratando de poner vino viejo (lo que aprendimos del Sr. Armstrong) dentro de “botellas” nuevas dado a personas por las organizaciones a las que ellas asistieron después de la apostasía. Hoy, las personas sinceras inconscientemente cumplen lo opuesto a la advertencia de Cristo.

Usted puede haber tomado cosas nuevas que usted vino a creer como parte del nuevo vino original que alguna vez advertimos no poner en botellas. ¿Entiende usted éste problema? Piense en esto y verá el punto más claramente.

El único punto inicial, del cual nuestras vidas, nuestro entendimiento y nuestras creencias deben brotar, es el último momento posible cuando la Iglesia aún estaba “en el carril”. Este fue a la muerte del Sr. Armstrong. No neguemos ese hecho, o los problemas que surgen de ignorarlo. Si seremos francos. Cada uno ha tomado “equipaje” en términos de prácticas, creencias e ideas que podemos llevar, una vez más, probablemente sin darnos cuenta. El hecho de que no sepamos que estamos llevando eso ¡no elimina el hecho de que llevamos eso! Adicionalmente muchos han tomado actitudes que prevalecían en su organización particular a la que ellos se unieron. Cada uno de nosotros podría escribir un libro de por qué su organización era la mejor a la que habían llegado —¡y cada uno de nosotros estará mortalmente equivocado! No debemos venir a la IDR como jueces, determinados a encontrar cuantos otros retienen tan perfectamente como pensamos que lo hacemos. ¡No debemos de hacer esto! Por supuesto, algunos lo harán de todas maneras. Ellos probablemente no se darán cuenta de que están juzgando a otros. No obstante eso no evitará el daño que provocarán. Por favor no venga y se siente criticando, evaluando y juzgando las imperfecciones percibidas en otros miembros de la IDR.

Un cristiano es alguien que copia e imita a Jesucristo. Es alguien que directamente, a través de su conducta y palabras—las cuales brotan de sus pensamientos—¡exuda la vida de Cristo! Todos sabemos que Cristo no dio su vida por los pecados de este mundo en orden de elegir a sus discípulos (nosotros) para partirnos en pedazos. ¿Cuál sería Su punto? El estaría en contra de Sus razones para dar Su vida para cubrir nuestros pecados e imperfecciones. No tendría sentido que El dijese, “Te amo, y morí por ti y ahora voy a partirte en pedazos”. Cristo no hace esto, ¡ni nosotros debemos hacerlo!

Por favor no venga a la IDR listo para contenciones, acusaciones o auto justicia o sentir que “soy más santo que tú”. Por favor trate de dejar el orgullo, la vanidad y una actitud de “lo sé todo” en la puerta.

La organización de la cual usted viene puede haberlo entrenado para convertirse en un virtual “perro de ataque”. Pueden haberlo entrenado para calumniar, acusar, atacar, estallar y apalear a “todos los pecadores y Laodicenos” que no son tan “perfectos como usted o la organización de la cual usted viene”—todo en el nombre de “hacer un servicio a Dios” (Juan 16:2) —ese es el “otro lado de la moneda”, importante—no esté dispuesto a tolerar una cadena sin fin de herejías porque, en su pensamientos, ellos de alguna forma pasan por encima del énfasis de “solo teniendo amor” de los protestantes. Ninguno de esos marcos mentales encajan dentro de La Iglesia de Dios Restaurada. Vivimos en el tiempo del cual Cristo dijo que Su Iglesia experimentaría “odios, traiciones, ofensas y anarquía” a tal grado que “el amor de muchos se enfriará”. ¡Usted debe estar determinado a pelear contra esta tendencia terrible que está devorando a tantos del pueblo de Dios!

¡Considere! Usted se está llevando una cierta lealtad a aquellos de donde usted viene, su afiliación previa a la IDR. Mientras esto es natural y cómodo, determínese a vencer y mantenerse en pie con TODOS aquellos que escogen permanecer con usted en las mismas bases exactas doctrinales. ¿Está usted listo para mezclarse? ¿Está usted listo para intercalarse con las muchas nuevas caras en torno suyo—aquellos que fueron por rutas diferentes a las suyas durante el período de la apostasía? Ninguno es mejor que otro—¡nadie es un leproso espiritual! Mientras nadie está sugiriendo que debemos condonar el mal, el pecado o herejías obvias, debemos luchar por amar, perdonar, pasar por alto, animar, y apoyar tanto a los de la sede como unos a otros.

En este punto, incluyo un párrafo de la carta de un miembro que fue enviada antes de que viniese a nuestra primera Fiesta (1999. Ese párrafo refleja la meta y el enfoque de integrarse suavemente, con todo tipo de personas. Describe como debemos sentirnos los 365 días del año y no solo los ocho días de la Fiesta:

“Busque personas que vienen de otros grupos distintos de los que nosotros pasamos. Haga esto activa y conscientemente. Comparta sus experiencias. Aprendan de uno y otro. Vea de qué maneras pueden beneficiarse uno al otro con todas las experiencias diferentes vividas a través y después de nuestra experiencia COMUN en la IDU. Yo sospecho que usted encontrará que esto hará fascinante su Fiesta. Piense cuanto hay que aprender de las vidas de los hermanos sentados en torno suyo. No se siente allí preguntándose qué es lo que ellos están pensando. ¡Encuéntrelo! ¿No sería maravilloso si en todos los sitios a los que usted ha asistido se hubiese reunido con cada persona que estaba allí? ¿No sería esta una historia que contar? Y esto fijaría un precedente que duraría por años. Usted tendría amistades que pueden ser alimentadas a través del año venidero y por los años siguientes. Y yo le sugiero que trate de comenzar con personas que están solas o quienes pasen desapercibidas. No será bastante fácil para ellos ‘romper el hielo’ como para otros, o aun usted. Algunos de nosotros podemos agrietar la “capa de hielo polar” con la proa de nuestro barco y otros tienen mas dificultad aun al tratar con ‘un poco de escarcha’. No permita que algo lo detenga en su determinación para practicar este enfoque”.

Considere revisar nuestro sermón Conocidos por el Amor Fraternal.

Dejando Atrás las Heridas

Puede que usted reconozca o no que los eventos de la última década lo han dejado herido severamente en una multitud de maneras. Yo le imploro que acepte la verdad de esta declaración. Después de vivir a través de esos eventos, ninguno de nosotros vio a personas, ministros o a la Iglesia de la misma manera. Esto puede no ser un pecado, pero requiere reconocer la condición para recuperarse de esto. En conclusión, favor de reconocer sus cicatrices de batalla, heridas y sentimientos de agravio por exactamente lo que son. Luche con todo su corazón, y con el gran poder y fortaleza de Dios (Juan 5:30; Mat. 19:26; Fil. 4:13) para vencerlos—¡para recuperarse por completo!

“Proselitizando” y la Responsabilidad de Ayudar a Otros

El pueblo de Dios que ama a sus hermanos y hermanas en Cristo, está requerido por las Escrituras en tratar de ayudar activamente a otros hermanos – aquellos que quieren ayudar o que están languideciendo en organizaciones en las que ellos están confundidos y buscando la verdad entera. Revise el sermón ¿Deben los Cristianos Evitar Proselitizar? Para ver su responsabilidad directa para con otros. Usted puede descargarlo de nuestro sitio en internet (rcg).

El Papel del Sr. Armstrong como Elías

El hombre que fue profetizado a cumplir el papel del Elías del tiempo del fin (Mat. 17:11) fue también profetizado a “restaurar todas las cosas”. Si las personas no están convencidas del cumplimiento por el Sr. Armstrong de éste papel, entonces el problema real es que no entienden las IMPLICACIONES de sus conclusiones. No hay cuestión en absoluto de donde se encuentra la IDR sobre este tema. Cualquiera que no acepta ésta verdad (como todos alguna vez la aceptamos) nunca serían felices viniendo con nosotros. También es una garantía de que dichas personas irán a la deriva por otras doctrinas, como un subproducto automático de su conclusión. El Sr. Armstrong fue el Elías final y nuestro muy extenso folleto YO OS ENVIO A ELIAS a restaurar todas las cosas ¡lo demuestra concluyentemente!

Algunos muy astutos e ingeniosos papeles han sido escritos, tratando de desaprobar el cumplimento de parte del Sr. Armstrong de ese papel. Hay personas cuya agenda doctrinal alterna simplemente no les permite aceptar este gran entendimiento. Algunos ministros “respetados” no tienen intención de retener las doctrinas con las cuales ellos no están de acuerdo. Esto les presenta una necesidad absoluta de destruir el entendimiento vital del papel del Sr. Armstrong. ¿De qué otra manera podrían ellos validar sus herejías?

Usted debe entender que la amenaza que ellos representan ¡para muchas más doctrinas que solo la de que el Sr. Armstrong fue el Elías profetizado! Permitir la pérdida y destrucción de éste entendimiento vital, esos varios ministros se están acusando a sí mismos directamente. ¡Esto es porque ellos saben que han aceptado OTRAS numerosas enseñanzas falsas! ¡No malentendamos la importancia de ese tema!

La Doctrina de Una Iglesia Verdadera

La Biblia enseña (y el Sr. Armstrong plenamente lo enseñó) ¡que solo hay una verdadera Iglesia organizada! La Biblia enseña también (y el Sr. Armstrong también lo enseñó plenamente) ¡que Cristo no está dividido! La Iglesia de Dios Restaurada enseña también lo mismo en ambos puntos. Al hacerlo de otra manera automáticamente introduciría una herejía enorme dentro de nuestras enseñanzas y por implicación, también automáticamente introduce un número de otras herejías relacionadas. Nosotros entendemos por completo que las personas nos acusarán de exclusivismo cuando hacemos esto. La alternativa es que Dios nos juzgará por enseñar varias grandes herejías ¡si no enseñásemos como lo hacemos!

Yo he dado cuatro sermones (totalizando 6 horas) acerca de una verdadera Iglesia, clarificando, detallando, probando y restaurando esta gran doctrina en la cual todos alguna vez creímos. Esta es otra razón por la que nosotros no tenemos una política de puertas abiertas, o permitimos a la gente brincar dentro y fuera de la IDR y otros grupos. En poco tiempo explicaré otras razones por la que esto está mal. La serie de sermones referenciada arriba los cubre en detalles significativos. Así lo hace también nuestro extenso folleto ¿Por qué Tantos Grupos “Dispersos”?

Gobierno Jerárquico

El Sr. Armstrong enseñó la totalmente importante doctrina del gobierno de arriba hacia abajo. El enseñó que esta verdad es inseparable de la doctrina de Una Verdadera Iglesia. Dios siempre ha trabajado en un lugar a la vez. Como con la doctrina de Una Verdadera Iglesia, la gente siempre dirá que nuestro entendimiento del gobierno nos hace exclusivistas. Dios nos juzgará como herejes ¡que están confundidos sobre la importancia tremenda de cómo gobierna El a Su Iglesia!

El corazón del evangelio es gobierno—gobierno de Dios—¡y como El pronto gobernará a la tierra entera a través de la forma correcta de gobierno! Las personas que no entienden este gobierno no pueden posiblemente disfrutar las bendiciones y beneficios de propiedad practicando esto. Considere esto en su decisión—y más allá considere y recuerde que Laodicea, es la era en que “la gente (en vez de Cristo) gobierna, juzga y decide”. Recuerde cuán a menudo el Sr. Armstrong nos enseñó acerca de “los dos árboles”—y como estos representaban si íbamos a obedecer a Dios o tomaríamos por nosotros mismos el conocimiento del bien y del mal, lo recto o lo erróneo.

Se requiere fe para creer que Dios trabaja de arriba hacia abajo. Las personas que han sido traicionadas y cuya confianza ha sido violada múltiples veces, ¡no fácilmente se confía de nuevo! He sentido a menudo que uno de los aspectos más grandes del asalto de Satanás a la Iglesia fue su casi éxito universal en destruir la gran confianza que las personas una vez tuvieron en la habilidad de Dios de dirigir la Iglesia Por largo tiempo hemos entendido que el diablo es el autor de que dudemos de Dios. La condición de algunos podría compararse a la de una esposa abusada que ha escapado pero está renuente a una vez más ponerse bajo autoridad. Esta puede ser la razón más grande por la que Cristo pregunta en Lucas 18:8 “...cuando el Hijo del hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?”

Yo no le pido que confíe en mí o en otros líderes en la IDR. La Biblia dice plenamente que nunca hagamos eso. No obstante, Dios requiere que usted confíe en El. Si El ha seleccionado a Sus líderes, después de entrenarlos cuidadosamente y de humillarlos para prepararlos para sus responsabilidades, entonces nosotros ¡debemos confiar en que El sabe lo que está haciendo! Si usted piensa que usted debe tener ahora una “voz” en lo que la sede hace, entonces usted quiere un “decir así” en las cosas, o que usted quiera que los diezmos de Dios se gasten “como usted piensa”, entonces hay muchos otros grupos que le darán a usted la bienvenida.

Esto sería muy fácil para mí el tomar la posición política de ofrecerle a las personas un “decir” en las cosas, para recibir sus diezmos y mejorar nuestros “derechos de alardear”, porque entonces tendríamos un mayor número de personas. Este podría entonces traducirse en otro grupo grande, dándonos más “respeto”. Podríamos por lo tanto tener más de su “aprobación”. Pero ¿a dónde nos llevaría esto con Dios?

Yo estoy determinado a que la IDR nunca vaya a “contar a Israel”. Me he arrepentido de haber hecho esto a través de los años. Durante el gran ministerio del Sr. Armstrong, esto era natural y correcto. ¡El escenario de profecía en que estamos, ha cambiado completamente todo esto! Los Filadelfinos deben de esperar a ser inmensos, sin número. ¡El tamaño y los números significan absolutamente nada para Dios! No vamos a enfatizar o a hablar acerca de cuán grandes somos ¡Entienda por favor esto

Al comienzo de la IDR, yo hice una “promesa” a las personas que, desafortunadamente he cumplido. Déjeme explicarle. Yo “prometí” que iba a cometer errores en algunas de las decisiones que hiciese. Créame, yo he mantenido mi promesa. Cometeré más errores. Al grado de que yo pueda permanecer humilde (“pequeño ante mis propios ojos”) y mantenerme cerca de Dios, el número de errores pueden con optimismo, ser mantenidos al mínimo. Por ejemplo, yo algunas veces me escucho a mí mismo (u otros me escuchan) pronunciar mal, palabras en mis sermones. No obstante, Moisés tartamudeaba. El Sr. Armstrong cometió errores. Ambos hombres fueron más grandes siervos de Dios que yo. Al tiempo que escribo esto, escucho decir al Sr. Armstrong una palabra en un sermón que él no pretendió decir. El pensaba que estaba diciendo algo diferente. Yo repentinamente me siento mejor. Esto me recuerda que aun los grandes siervos de Dios fueron imperfectos.

Estoy también determinado a arrepentirme de cualquier error doctrinal que pudiese haber cometido. Mientras tanto no creo que hay alguno en este punto del tiempo, si lo hay me divorciaré a mí mismo de él inmediatamente. ¿Lo hará usted? Incorrectamente permití de nuevo el maquillaje, ese es un ejemplo de lo que tuve que hacer. Hubo otras veces cuando tuve que corregir una enseñanza que había inadvertidamente adoptado. Entiendo que el Sr. Armstrong tuvo que hacer eso (tal como cuando él corrigió nuestro entendimiento sobre el maquillaje en 1981). El admitió a menudo que cometía errores de juicio. ¿Esto a dónde me pone? ¿O a usted?

Los Cristianos deben reunirse en un lugar, pagar los diezmos a Dios para hacer la Obra y ser guiados activamente y enseñados por el ministerio. Esas son cosas extremadamente dificultosas para que las personas las hagan de nuevo si ellos han estado sentados en casa por sí solos por largo tiempo. Si usted ha sido un “Cristiano independiente” en su pensamiento o en su disposición a ser afiliado a una iglesia, usted tendrá una dificultad tremenda para venir de nuevo bajo gobierno. En algún grado esto también es verdad para aquellos que han pasado largo tiempo en un grupo gobernado por voto. Honestamente evalúe en dónde ha estado su pensamiento, y ya sea que usted esté dispuesto y sea capaz de alterarlo.

Revise el sermón El Camino de Dios: Pequeños y Pocos. Me sorprendí mucho de cuanto Dios acentúa la pequeñez en el tamaño y en los números. Revise también el sermón El Gobierno Unifica y Protege a la Iglesia.

Haciendo la Obra

Todos los siervos verdaderos de Dios hacen la Obra de predicar el evangelio. Ellos no buscan trabajar su propia “teología” acerca de por qué la “Obra se acabó”—o que solo fue algo que “el Sr. Armstrong hizo”. Mis folletos SI EL SEÑOR NO EDIFICARE LA CASA y ¿Está TERMINADA la OBRA? Explican claramente lo que el Sr. Armstrong creía (yo lo cito muchas veces) acerca de la continua obligación de los siervos verdaderos de Dios para siempre ser encontrado haciendo la Obra. Revise por favor esas citas. Hacer la Obra ES trabajo - ¡es por eso que muchos no quieren hacerla! Debemos ser encontrados “haciendo” la Obra cuando retorne Cristo. ¡Estamos predicando activamente el evangelio y lanzando la Advertencia de Ezequiel en todo el mundo hoy!

Por otro lado, hay algunos que creen que hacer la Obra es más importante tanto como si la Iglesia enseña correctamente todos los detalles y precisiones de las verdaderas doctrinas de Dios. Esta es el hueco opuesto en que la gente cae. Dios solamente bendecirá la Obra donde las personas PRIMERO tengan los detalles y la exactitud de Su verdad correcta. La verdad viene antes que la Obra, no al revés. En el pasado, algunos han torcido esta declaración alegando ya sea que no se enfatiza apropiadamente la Obra, o que no la estamos haciendo. ¡Ambas declaraciones son totalmente falsas! Estamos rescribiendo, en folletos, artículos y revistas, todas las verdades de Dios que enseñó el Sr. Armstrong.

Pagando los Diezmos de Dios

Como con todas las doctrinas de Dios, diezmar es una ley hacia la cual la mayoría se ha vuelto descuidado. Esto ha evitado que muchas personas reciban las bendiciones que acompañan la obediencia a esta ley. Unos pocos han venido con nosotros y se fueron, nunca pagaron diezmos. Unos pocos han venido y ya sea que hayan diezmado esporádicamente, dividido su diezmo entre otras organizaciones, o, después de arribar, esperaron meses para pagar los diezmos de Dios. Eventualmente esas personas se van.

Seré contundente. Si usted está viniendo a La Iglesia de Dios Restaurada, puede ser solo porque usted cree que esta Iglesia es donde Dios está trabajando, donde Su gobierno está puesto, donde El está haciendo la Obra, y donde usted encontrará Su única y verdadera Iglesia. Los Diezmos le Pertenecen a Dios (Lev. 27:30). El retenerlos (incluyendo ofrendas) es robarle—¡a Dios, no a un hombre o iglesia!

Los diezmos de Dios son usados para alimentar al rebaño (Juan 12:15-17), para hacer Su Obra y para crear las herramientas para ayudar a reunir a los hermanos esparcidos ¡a un lugar que está reteniendo por completo!

A menudo escucho a las personas expresar como “los diezmos son entre ellos y Dios”. De alguna manera ellos han oído eso, y se ha convertido en una licencia para no diezmar. ¡Considérelo! ¿Es el adulterio “entre usted y Dios”? ¿Es el quebrantar el sábado “entre usted y Dios”? ¿Es la embriaguez “entre usted y Dios? ¿Qué acerca de golpear a la esposa? ¿Qué acerca de mentir o practicar y creer doctrinas falsas? Si usted chismea y calumnia a las personas ¿es esto “entre usted y Dios”? ¿Qué acerca de guardar o no la Fiesta? Usted ve el punto. ¡No bromee consigo mismo! Si usted no está dispuesto a diezmar, entonces usted está claramente robando a Dios (Mal. 3:8-10; Mat. 23:23) y ¡no estará en Su reino más que si usted practica los otros pecados listados arriba!

Yo no pediré perdón o predicaré “cosas suaves”, referente a los diezmos y ofrendas, para que las personas se sientan “cómodas” viniendo con nosotros, los siervos verdaderos de Dios tienen un mandamiento para pagar Sus diezmos y dar Sus ofrendas.

Mateo 6:19-21 declara, “Porque donde estuviere vuestro tesoro, allí estará vuestro corazón”. Solo cuando su corazón está por entero en la IDR estará usted listo para traer también su “tesoro”—y esto es lo que Dios requiere de usted. Por favor no venga a la IDR hasta que usted esté seguro de que su corazón está aquí.

Ha surgido la pregunta referente a qué hacer con los diezmos que son enviados de otros países. Los hermanos internacionales (excluyendo Canadá) deben regularmente enviar sus diezmos a la sede. Esto puede hacerse de la manera más práctica, dependiendo de su país en particular.

Cuando las personas vienen a la IDR les enviamos un gran Paquete de Bienvenida de muchas cintas y folletos. Ese paquete contiene dos cintas detallando los aspectos de diezmar, también contiene muchos sermones de “vida Cristiana” para los que la naturaleza del Paquete Introductorio no tiene espacio.

¿Qué Acerca del Lugar de Seguridad?

Algunos han preguntado si creemos que el único grupo que irá al Lugar de Seguridad serán aquellos que estén en La Iglesia de Dios Restaurada. ¡Aquí está nuestra respuesta! La Biblia enseña—y el Sr. Armstrong lo enseñó—que hay Filadelfinos y Laodicenos hasta el fin de la era. ¡Nosotros estamos de acuerdo! Estos Filadelfinos serán protegidos en un Lugar de Seguridad, y los Laodicenos no serán protegidos. ¡Nosotros estamos de acuerdo! Los Filadelfinos serán pocos en número, y los Laodicenos serán tan dominantes en números que ellos forman su propia y separada séptima era de la Iglesia. ¡Nosotros estamos de acuerdo! Los Filadelfinos son primariamente conocidos por retener por completo y por el verdadero amor fraternal. ¡Nosotros estamos de acuerdo! El retener incluye la doctrina que la gente que está haciendo esto no solo está de acuerdo con Dios y uno con otro, pero como resultado, ellos pueden caminar juntos y lo hacen. ¡Nosotros estamos de acuerdo¡ La Biblia enseña—y el Sr. Armstrong lo enseñó—la doctrina de Una Verdadera Iglesia, y que “Cristo no está dividido” (I Cor. 10,13) ¡Nosotros estamos de acuerdo!

¡Si creyésemos cualquier cosa contraria a esas enseñanzas, entonces inmediatamente nos habríamos descalificado a nosotros mismos del decir que retenemos!

Usted puede ahora trazar su propia conclusión acerca de lo que creemos referente al Lugar de Seguridad. No hay pregunta acerca de aquellos que creen ciertas doctrinas de Dios se ponen ellos mismos dentro de un tipo de “caja cañón”. Usted debe ahora decidir lo que usted cree referente a esas doctrinas—y ya sea que usted esté o no dispuesto a ponerse dentro de la misma “caja cañón”.

Habiendo dicho esto, quiero dejar absolutamente en claro que ¡yo no creo por un segundo que todos en La Iglesia de Dios Restaurada irán automáticamente al Lugar de Seguridad! Yo no creo eso más de lo que usted cree que todos los que estuvieron en la Iglesia de Dios Universal eran Filadelfinos cuando el Sr. Armstrong los guió, y estuvimos “en el carril”. En aquel tiempo nosotros representábamos a la era de Filadelfia. Pero el 80% o más probablemente ni aun se convirtieron en algo tibio, solamente los Filadelfinos. Por supuesto, el porcentaje de gente convertida en los “grupos dispersos” es muy alto. Usted ve el punto.

Considere revisar nuestra serie de dos sermones El Lugar de Seguridad. ¡Usted entenderá mejor por qué todos aquellos que vayan, deben venir del mismo ambiente unificado organizacional¡

Persecución Intensa

La razón más grande por la que Dios promete proteger a los filadelfinos durante la Gran Tribulación es porque en su determinación de no hacer compromisos y no “mezclar con” como muchos otros que sí lo hacen, ¡ellos voluntariamente sufren persecución intensa por sus creencias ahora! Ellos deben ir a través de su tribulación ahora, para evitar después la Gran Tribulación . A menudo he oído decir que yo iría a través de “esta” tribulación en vez de la “otra” cualquier día.

¿Siente usted lo mismo?

La gran mayoría de quienes están en la IDR son personas maravillosas. Me inspira cada día su valor, su compromiso, su dedicación y su amor. Usted puede estar a punto de verlo por sí mismo. No obstante, hemos tenido personas (aun ancianos) que se han “arrastrado para pasar desapercibidos” y solamente entonces se despojan de sus “vestidos de ovejas”, revelándose a sí mismos como lobos asesinos (Hechos 20:29-30). ¿Quién sabe por qué vinieron con nosotros en primer lugar? El hecho es que, ellos lo hicieron. Un hombre nos dejó diciendo (en una carta) que él esperaba poder destruir al “redil de ovejas” de la Restaurada entera, como él lo puso. (Varios han buscado abiertamente hacer esto). Créame, él y aquellos con él lo han tratado de hacer, yo sinceramente pensé que conocía ese hombre, yo estaba equivocado.

Relato este ejemplo para que usted pueda reconocer que periódicamente, habrá personas que “salgan de nosotros porque no eran de nosotros” (I Juan 2:19). Cuando ellos se van, buscan herir y destruir. Aunque esto es raro, usted debe estar preparado para esto.

La Biblia habla de cizaña (Mat. 13:24-30), aduladores, (Dan. 11:32-35), asesinos (Juan 16:2; 8:30, 37, 40, 44), falsos hermanos (II Cor. 11:26) y aun de piedras (Mat. 3:9) ya sea que Dios permita que entren a la Iglesia o los use para un propósito en particular. Esos elementos son una realidad permanente a través del paisaje de la Iglesia de Dios. ¡Nunca debemos olvidar el impacto destructivo y desestabilizador que ellos pueden tener sobre quienes no estén preparados!

UN fenómeno notable está ocurriendo en la Iglesia. ¿Alguna vez se ha preguntado por qué Cristo profetizó que “ofensas, traiciones, odio y anarquía” abundarían entre Su pueblo en el fin? ¿Ve usted esa actitud ocurriendo en las iglesias de éste mundo, incluyendo la IDU? Solo hay una fracción de esa actitud en las iglesias del mundo. Aun ha habido varios movimientos ecuménicos que las arrastrarán a estar más cerca conforme pase el tiempo y avance la profecía en Europa. En efecto, esto ya está sucediendo.

¿Qué es lo que las personas en la IDU están sintiendo actualmente? ¿Están también las actitudes encontradas entre los “grupos dispersos” dentro de la IDU? Absolutamente no—pero ¿por qué? He aquí la respuesta. Pregúntese a sí mismo ¿cómo se sienten ellos y cómo ven ellos a sus líderes? Ellos se sienten iluminados. Se sienten liberados por la nueva “verdad”. Se sienten agradecidos porque han crecido saliendo de los “errores” anteriores que les fueron enseñados por el Sr. Armstrong, también se sienten bastante agradecidos a sus líderes, quienes los han llevado en su nueva dirección. Este sentimiento incluye generalmente a aquellos antiguos hermanos que han dejado la IDU y se han dirigido a iglesias protestantes. Ellos están llenos de alegría, aun de exhuberancia. Para ellos el futuro luce brillante, El mundo luce ahora acogedor y tibio cuando ellos “descubren” mas mil millones de nuevos “compañeros cristianos”. El amor que ellos sienten por su “nuevo Cristo” parece desbordarse a veces. Si, ellos pueden tener aun un poco de resentimiento, escondido en lo profundo, hacia el Sr. Armstrong (pero esto aun puede ser ensombrecido por simpatía hace él o un sentimiento de que él habría “venido a ver esas cosas por sí mismo si hubiese tenido tiempo suficiente”). No obstante, ellos se sienten generalmente maravillosos acerca del brillante sendero hacia “nuevas verdades”, sobre el cual se han embarcado. El diablo está también satisfecho con su viaje. Por ahora, en cierto sentido, ellos tienen su “bendición”.

Ahora volvamos la moneda y examinemos a las personas que se han mantenido (total o parcialmente) por la verdad. ¡Un cuadro enteramente diferente es el que emerge! ¿Cómo se sienten ellos? También, ¿cómo se sienten hacia sus antiguos líderes? Ellos se sienten traicionados—engañados—vendidos. En algunos casos han sido víctimas de este proceso varias veces. Son desconfiados. No confían. Sienten la necesidad de ser “perros guardianes” de todos. En medio de éste cuadro ya inestable, debemos añadir que hay cizañas, aduladores, falsos hermanos y aun aquellos que “matarían y pensarían que le hacen un servicio a Dios” (Juan 16:2). De aquellos que son convertidos, sabemos ahora que la gran mayoría son tibios. Hemos descrito justamente las condiciones creando un clima de madurez para llenarlo con “ofensa, traición, odio y anarquía”. Cristo entendió esto hace 2.000 años. Esos son los subproductos naturales de líderes apóstatas dejando la verdad y a Dios.

¿Entiende usted esto?

Añada ahora la influencia de Satanás de una manera diferente de la arriba descrita. El viene armado con todos sus “dispositivos” como el “acusador de los hermanos” y un “león rugiente” hacia todas las personas convertidas en los “grupos dispersos”. El no tiene interés en “bendecir” a alguno de ellos. ¿Duda usted esto? ¡La profecía claramente declara que esto se hará peor conforme pase el tiempo (II Tim. 3:13)!

Yo espero que usted entienda por qué digo que el grupo que retiene totalmente todas las verdades de Dios es el que está en más peligro que el que no lo hace en términos de los ataques que podemos esperar en el futuro. Solo usted sabe como manejará esto cuando se intensifique.

Las personas que están determinadas a propagar violencia, confusión y destrucción pueden hacerlo a la velocidad de la electricidad, con una computadora y una línea telefónica. No solo se ha incrementado el conocimiento como lo profetizó Daniel, sino que el acceso al conocimiento es ahora instantáneo. Ya sea que el conocimiento sea bueno o malo no tiene diferencia. Es accesado inmediatamente. Esto le permite a la gente atacar, “partir”, enloquecer, demandar respuesta o bastante más, antes que la sede pueda responder a tales ataques—aun si estuviésemos determinados a tratar de hacerlo, mas no estamos tratando de hacerlo (lea nuestro folleto gratuito ¿Deben los ACUSADORES ser RESPONDIDOS?).

Esto es lo que Cristo quería decir cuando dijo en Lucas 21:19, “...en vuestra paciencia poseeréis vuestras almas”. En un mundo de conocimientos instantáneo, llevando el potencial de tremenda agitación, solo aquellos que son pacientes esperarán por los hechos reales. El futuro tiene muchas incertidumbres que nos golpearán, como “ladrones en la noche”. El Retorno de Cristo no será el único evento que ocurrirá de esa manera. Otros eventos—muchos de ellos malos—ocurrirán también del mismo modo. Habrán dos respuestas comunes: (1) “En vuestra paciencia poseeréis vuestras almas” o (2) “ir a pedazos” y “perderlo” a menudo con la propia destrucción de uno mismo. Usted debe determinar como manejará una corriente sin fin de eventos como “ladrones en la noche” que nos golpearán a todos nosotros a partir de ahora y a través del tiempo descrito por Daniel cuando muchos serán “probados, purificados y emblanquecidos” .

Ningún hombre u organización puede aislarlo de éste proceso. Esto fue planeado miles de años atrás para la Iglesia del tiempo del fin (vea Daniel 11:33 al 12:13). Yo puedo advertirlo, pero usted es el que debe sobrevivir a esas pruebas. Esas pruebas son permitidas o enviadas directamente de Dios. Solo usted puede controlar el resultado.

Por supuesto, aquellos que han abandonado una variedad de las enseñanzas de Dios, me han acusado de tener un “devoción como culto” al Sr. Armstrong, meramente porque yo creo que Dios lo usó para restaurar todas las verdades completas a Su Iglesia. La gente que no ama ni le importan todas la verdades de Dios no pueden entender la convicción determinado de aquellos que lo hacen. Muy literalmente, ellos no tienen opción sino vernos como teniendo una actitud de “adoración como culto” hacia el Sr. Armstrong. Mas cuando él estaba vivo, nadie en la Iglesia creyó que nosotros fuésemos un “culto”. Si seguimos la verdad como él nos la enseñó. Esta es la misma verdad que nosotros (y ellos) TODOS UNA VEZ COMÚNMENTE CREIMOS. Pero ahora, algunos que continúan creyendo esta verdad son acusados de adorar a un hombre.

¿Está usted listo para ser acusado de “adoración como culto”? ¿Está usted listo para ser llamado intolerante, rígido, de mente estrecha, auto justo, o “seguidor de un hombre”? Considere cuán preparado está usted para tales acusaciones, ¡si es que esas acusaciones no han empezado todavía!

Por supuesto, otros, pueden dejarnos, ¡simplemente porque ellos encuentran que retener es demasiado duro!

Si usted ya ha leído mi folleto ¿Deben los ACUSADORES ser RESPONDIDOS? Usted puede desear revisarlo antes de tomar su decisión final. Yo le sugiero que usted también escuche dos sermones, El Gran Francotirador y Donde se Congregan los Buitres.

Información de la Sede

He aquí, una breve descripción del tipo de información que usted recibirá regularmente de la sede. Yo he prometido que los hermanos de la IDR serán los mejor informados en el despertar de la apostasía.

Primero, todos los hermanos reciben un Boletín de Anuncios semanal, enviado con cada cinta de sermón (se envía a los hermanos esparcidos y a los anfitriones en donde los grupos se reúnen). Este Boletín está lleno con información acerca de las muchas cosas que suceden en la Obra. En cada Boletín, el Departamento de Procesamiento de Correo incluye también instrucciones acerca de cuando escuchar las cintas. Segundo, cada mes es enviada una carta a los miembros y colaboradores que están en nuestra lista de correos. Esto es usualmente, más largo y más detallado de lo que usted está acostumbrado. Tercero, enviamos una revista bimestral (La COLUMNA) que es una combinación de Las Buenas Noticias y las Noticias Mundiales del pasado. Producimos también muchos folletos y artículos cada mes, los cuales son automáticamente enviados a los miembros de la IDR.

Conduciendo Servicios Sabáticos

Un extenso Manual de Información es enviado a todos los anfitriones y hermanos esparcidos que oficialmente se han convertido en miembros de La Iglesia de Dios Restaurada. Ese material da respuestas detalladas a todas las preguntas mas frecuentes acerca de cómo conducir servicios sabáticos. Ese manual está diseñado para ser tan amplio como sea posible. Si usted no está lo suficientemente cerca para asistir regularmente a los servicios sabáticos con un grupo de Restaurada, le enviaremos éste manual. Sobre todo, discutir con la sede o con algún anciano su deseo de venir con nosotros, descríbanos por favor su situación particular para que podamos determinar si usted necesita este manual.

Pablo escribió que “Dios no es autor de confusión sino de paz en todas las iglesias de los santos”, y que debemos hacer todo “decentemente y en orden” (I cor. 14:33, 40). Enfrentamos desafíos que algunos otros grupos no enfrentan. No tenemos un gran número de ancianos. Esto presenta algunos problemas de organización en mantener las cosas “decentemente y en orden” otros grupos no tienen que contender con esto. Mientras ellos pueden estar terriblemente divididos sobre asuntos doctrínales, ellos usualmente tienen más ancianos y/o pastores para ayudarlos a guiar a las congregaciones locales y a los hermanos esparcidos. Nosotros simplemente debemos hacer más desde la sede ¡que cualquier otro grupo! Somos capaces de cubrir esa brecha, de todas maneras, es necesario para tener atender y alimentar al rebaño de Dios. No eludimos nuestra responsabilidad, aunque pensamos que no tenemos muchos ancianos como quisiésemos.

Nuestros servicios sabáticos son conducidos exactamente como lo fueron por décadas bajo el liderazgo del Sr. Armstrong. Lo único que ha cambiado es el tamaño de las congregaciones. Una “congregación” puede ser una familia de cuatro reuniéndose juntos en su casa para guardar el sábado de Dios y ser alimentados por Su verdad, o puede ser un individuo por sí mismo. Una vez más, los números nada significan para Dios.

Usted debe vestirse y prepararse ¡tal como lo hizo durante las décadas que Usted vino delante de Dios en un salón, con un ministro dirigiendo los servicios! Diluyendo nuestro vestuario del énfasis apropiado en la calidad (tal como el Sr. Armstrong a menudo lo enfatizó) no deberá ser simplemente porque somos pocas personas las que podemos estar presentes. ¡Dios está tan presente en un salón pequeño con un número pequeño de personas como lo está en un gran salón con un gran número de personas!

Hebreos 10:23-26 hace claro que algunos “olvidan reunirse juntos”, conforme el día del Retorno de Cristo se acerca. El versículo 26 lanza la advertencia más fuerte posible acerca del peligro de caer dentro de ese patrón. La serie de sermones de la doctrina de Una Verdadera Iglesia , hacen absolutamente claro que el Sr. Armstrong por largo tiempo enseñó esto por una y otra vez (Yo incluyo un número de citas específicas de él en esa serie). No debemos hacer componendas ni reunirnos con personas, “sin importar cuán cerca estén ellos de la verdad entera” (exactamente como él lo puso), para cumplir con el requerimiento bíblico de reunirse con otros el sábado. En otras palabras, es más correcto estar solos, (alejados de exponerse a cualquier tipo de doctrinas falsas) que reunirse y estar expuesto al peligro que representan las doctrinas falsas. Como usted ha leído ahora y oído en otros folletos y cintas, ¡a este principio bíblico no se le pueden hacer compromisos!

Los miembros de la única y verdadera Iglesia de Dios nunca son libres de asistir a servicios sabáticos con otros grupos. Esta es una clara enseñanza del Sr. Armstrong y de la Biblia. No se confunda por aquellos que le enseñarán que el Sr. Armstrong dijo a finales de los 40’s y principios de los 50’s que era correcto reunirse con los hermanos de Sardis cuando surgía la necesidad. Como muchos otros puntos de entendimiento bíblico ¡EL SR. ARMSTRONG CRECIO EN ESE ENTENDIMIENTO! Todos observamos a los líderes falsos de la IDU “tomaban instantáneas” selectivamente varias veces en el entendimiento pasado del Sr. Armstrong para validar cambios doctrinales e ideas que ellos estaban determinados a introducir. Reconozca que los líderes de otras organizaciones que no están dispuestos a enseñar la doctrina de Una Verdadera Iglesia, ¡profundamente resentirán nuestra voluntad a hacerlo así ya que les falta convicción y valor para hacerlo!

Las citas que aludo en los sermones de Una Verdadera Iglesia demuestran como el Sr. Armstrong creció en ésta política. No obstante, es importante reiterar que no es equivocado asociarse (de domingo a viernes) con personas de otras organizaciones si es para tratar de ayudarlos a salir de su confusión doctrinal. Ya hemos discutido como esta es nuestra obligación hacia otros a través de esta era de odios, traiciones y ofensas. Esta responsabilidad descansa sobre que la gente conozca nuestro amor fraternal. Los Laodicenos son hermanos. ¡No hay manera de amarlos si usted no habla sabia y cuidadosamente con ellos acerca de temas vitales para su salvación! ¡Sea sabio en lo que usted hace!

Sitios de la Fiesta

Tenemos Fiestas en todas partes del mundo. “En donde quiera que dos o tres estén reunidos”, Cristo colocará su nombre en un sitio de la Fiesta. Cada país presenta sus propios asuntos y desafíos acerca de cómo debemos hacer esto. Los sitios en Norteamérica tienen oradores en vivo, mientras que otros escuchan cintas. De cualquier forma, todos los días de la Fiesta de Dios deben ser guardados de la misma manera que alguna vez los guardamos—solo el número de los presentes será diferente. Por supuesto, los líderes siempre son nombrados para que el concepto de “decentemente y en orden” pueda ser mantenido. Como con los servicios regulares del sábado semanal, se necesita mucha cooperación para que las cosas se hagan suave y eficientemente.

El descuidarse en la asistencia, o asistir a más de un sitio y asistir libremente a sitios en que asisten otros grupos, cuyos sitios pueden estar ubicados más convenientemente, es epidémico entre las personas que han dejado la apostasía. Hay dos consideraciones a revisar. Primero, Dios nos manda guardar todos Sus días Fiesta en el lugar que El escoge, si nuestra salud y nuestras finanzas (porque usted ha guardado fielmente su segundo diezmo) lo permiten. Segundo, todos debemos de asistir a un sitio de la IDR. Las personas que están reteniendo la verdad entera nos son libres de asistir a sitios en donde retener no es importante. Esto es básico. Esto significa que algunos no pueden ser capaces de asistir a la Fiesta porque no hay un sitio a una distancia razonable. Esto probablemente será raro, no obstante, se aplica solamente a personas esparcidas en países donde nadie está cerca de allí.

“Activismo” Espiritual

En la era moderna, muchos escogen “causas” en su intento de librar al mundo de supuestas “injusticias”. Esto por supuesto siempre ha sido el caso en el mundo, en donde hay muchas injusticias. No obstante siempre hemos entendido que la Iglesia es diferente. Aquí yace un nuevo tipo de problema. Como lo discutimos previamente, todo el pueblo de Dios ha sido herido y traicionado. La mayoría probablemente han sido receptores de injusticias—algunas reales—otras percibidas.

Esto ha ocasionado que muchos tomen varias “causas” para las cuales buscan soluciones, acciones o remedios. Muchas personas piensan que estas cosas están “fuera de control” en la Iglesia de Dios o en Su Plan, y lo que El necesita es su ayuda en retornar todo a la condición anterior de felicidad, unidad doctrinal, paz, etc. Hermanos, ¡el plan de Dios nunca ha estado ni un poquito fuera de control! ¡Está mucho bajo Su control! Las vidas y creencias de las personas pueden estar fuera de control. Las creencias y conducta de los líderes pueden estar fuera de control. Las organizaciones pueden estar fuera de control. Pero el Plan de Dios nunca ha estado fuera de control - ¡en los últimos 6,000 años!

Dios nunca ha estado tratando de componer el mundo. La IDU bajo el liderazgo del Sr. Armstrong, nunca participó en los diferentes programas ecuménicos para cambiar al mundo o hacer su cristianismo “mejor” de lo que es. En este mismo espíritu, La Iglesia de Dios Restaurada no está tratando de cambiar a todos los grupos de alguna manera predeterminada. No tenemos tipo alguno de agenda “activista” para mejorar la séptima era. No estamos tratando de dirigir en sentido contrario la profetizada dispersión de Daniel 12:7, buscando unificar a todos los hermanos a través de éste o aquel tipo de “esfuerzo conjunto” o “cooperación”. Dios no está tratando de contrarrestar la condición de Daniel 12:7 que aflige a la séptima era de la Iglesia. No estamos tratando de atacar o hacer menos a aquellos que buscan hacer aquello. Nosotros reconocemos que tales esfuerzos fallarán—no importa cuán sinceros sean los “activistas”. Tales personas están tratando de “empujar el agua cuesta arriba”.

Hay otros que usan la “dispersión” profetizada para justificar el rechazo a verdades básicas que ellos tienen la responsabilidad de retener. Esas mismas personas pueden tratar de convencerlo ¡que es un error ser parte de alguna organización!

La serie de sermones de la Unica y Verdadera Iglesia dice como tales personas vienen a creer que los verdaderos Filadelfinos literalmente se convierten en “una ley para sí mismos”. Esas personas rechazan el gobierno de Dios. Una vez más, sea cuidadoso de este hueco mortal y opuesto. ¡Es una trampa!

Cualquiera que viene con nosotros ¡no debe escribir cartas en internet o a varios periódicos de iglesias diferentes o sitios de internet, acerca de “qué necesita hacerse para esto o aquello” (I Tim. 6:3-5)! Si usted es de ese tipo de personas que toman “causas” porque usted piensa que “las personas tienen poder” (en el espíritu de la tradición de las democracias occidentales), recuerde que la palabra Laodicea, significa “el pueblo gobierna, juzga, o decide”. Si usted está determinado a pasar e-mails y a “pelear para hacer mejor las cosas”, usted no estará feliz, ni será bienvenido a La Iglesia de Dios Restaurada. No estamos involucrados en tales esfuerzos.

La “agenda” para la IDR es (1) retener por completo, (2) practicar el verdadero amor fraternal, (3) prepararse para la Cena de Bodas, (4) continuar haciendo la Obra de Dios de predicar el evangelio y lanzar el Avizo de Ezequiel, (5) ofrecer herramientas para ayudar a los hermanos confundidos a hacer lo mismo, (6) “velar y orar siempre” (Lucas 12:36) para ser protegidos de la Gran Tribulación, y (7) ¡prepararnos para gobernar el mundo con Jesucristo a Su Segunda Venida!

Como usted ve, ¡esto mantendrá a nuestras mentes y nuestras manos más que llenas!

El Celo de Filadelfia

Se le ha dado a usted una gran cantidad de material para que lo revise cuidadosamente. Recuerde, la decisión que usted enfrenta es aun mayor que el material que ha leído para tomar la decisión correctamente. Una cierta cantidad de determinación y celo son necesarias aun para estar dispuesto a emprender, éste, ¡el proyecto más importante de su vida!

A los Laodicenos no se les conoce por su celo. Note que, en medio de la descripción de Cristo de esa era, está Su instrucción para “ser celoso y arrepentirse”.

Quizás esto le ayudará a reconocer que su celo está siendo puesto a prueba por su disposición o falta de disposición, ¡para escudriñar ampliamente ésta decisión! Usted no puede hacer esto sin pasar muchas horas y mucho esfuerzo en alcanzarla. Esta tarea requiere significativo celo para lograrlo. Si usted busca atajos, al final solo se dañará a sí mismo. Usted puede aun hacer trampa y no tomar la decisión correcta. Esto entonces solo ¡puede haber sido una simple falta de celo lo que ocasionó todo¡

Conclusión

Usted ha concluido ahora la lista de chequeo de temas importantes y está ahora “a la puerta” de la IDR. Usted puede no haber pensado bastante de la IDR de esa manera, pero yo meramente describí a la IDU como era antes de la muerte del Sr. Armstrong.

La profecía dice que ¡la mayoría de las personas nunca querrán “regresar” a la Iglesia como la conocimos en aquel tiempo! No hay escapatoria de esa dolorosa realidad. La mayoría serán incapaces de ver esto como un gran paso hacia delante. Ellos solo lo verán como un gran paso hacia atrás, en crecimiento y en tiempo. Esa es la misma lógica astuta usada exitosamente por los líderes apóstatas de la IDU.

¿Qué acerca de usted?

No vea un espejismo. Usted está enfrentando directamente un “vendaval”, tratando de voltearlo 180 grados de lo que usted está ponderando actualmente. Lo dejo con un pensamiento —descrito en una serie de preguntas.

Regrese con el ojo de su mente, a la Iglesia antes del 16 de enero de 1986. Olvide por un momento todas las cosas que los falsos líderes hicieron después de la muerte del Sr. Armstrong:

¿Estuvo usted convencido acerca de la verdad de todas las doctrinas de Dios en aquel tiempo—y que cualquier compromiso es siempre equivocado? ¿Sintió usted que había encontrado el “tesoro escondido” del cual Cristo habló? ¿Sintió usted que había vendido todo para comprar la “perla de gran precio”? ¿Estaba usted feliz y en paz? ¿Había usted demostrado que estaba en la carretera correcta hacia el reino de Dios? ¿Creía usted que había “contado el costo” de manera suficiente—que usted no dudaba que estaba viajando en el sendero correcto? ¿Estaba usted dispuesto a sufrir persecución de familia, amigos, o asociados porque estaba lo suficientemente convencido que estaba haciendo lo que era verdad y correcto ante los ojos de Dios?¿Creía usted que el Sr. Armstrong era el apóstol de Dios, el Elías final del tiempo del fin y su “padre en el evangelio”? ¿Creía usted en la estructura de cómo gobierna Dios en la Iglesia exactamente como el Sr. Armstrong la enseñó? ¿Cree usted que Dios permitiría que un tema tan vital fuese enseñado incorrectamente? ¿Está usted comprometido a terminar la Obra de predicar el evangelio y dar el Aviso de Ezequiel? ¿Creía usted que resbalar a un espíritu de Laodicea significaba que se estaba dirigiendo ciertamente a la Tribulación? ¿Creía usted que si “retenía”, iba a ser protegido de los horrendos eventos que están por delante de nosotros como siempre lo han estado (solo que ahora están mucho más cerca)? ¿Creía usted, literalmente que tenía la “pura verdad”?

Las probabilidades son grandes de que la mayoría de las respuestas a esta lista tenderían a fallar de un modo u otro. Si su lista de respuestas está llena de “no’s” entonces su decisión ha sido tomada y debe reconocerlo. Si su lista de respuestas está llena de “si’s”, entonces usted está entre los cientos de otros que han llegado a la misma conclusión. ¡Puede ser que estemos a punto de darle a usted la bienvenida a La Iglesia de Dios Restaurada!