JavaScript

This website requires the use of Javascript Explain This   to function correctly. Performance and usage will suffer if it remains disabled.
Guardar para leer después
Disponible en estos lenguajes:
  Español
¿Dónde está la Iglesia de Dios hoy?
Photo of a CongregationNueva York, EE.UU. Photo of a CongregationJamaica Photo of a CongregationPerú Photo of a CongregationIdaho, EE.UU. Photo of a CongregationIndia Photo of a CongregationBélgica Photo of a CongregationKenia Photo of a CongregationArkansas, EE.UU. Photo of a CongregationSudáfrica Photo of a CongregationInglaterra Photo of a CongregationNigeria Photo of a CongregationOhio, EE.UU.

Jesús dijo: “Edificaré mi Iglesia”. Hay una sola organización que enseña toda la verdad de la Biblia, y es llamada a vivir por “cada palabra de Dios”. ¿Usted sabe cómo encontrarla? Cristo dijo que:

  • Enseñaría “todas las cosas” que Él ordenó
  • llamaría a los miembros a ser apartados por la verdad
  • Sería una “manada pequeña”

Una nueva carta abierta para los miembros y ministros de la IDU

Muchos miles alrededor del mundo en la Iglesia de Dios Unida (IDU) leyeron una carta anterior para la IDU, publicada esta primavera. Un número creciente de ellos ya han venido con la IDR. (Cientos han venido en años recientes — y algunos están en nuestro ministerio o en nuestro personal en la Sede). Actualmente una gran cantidad está leyendo nuestros materiales y reflexionando sobre su decisión. Muchos otros nos contactan todos los días pidiendo orientación. Algún tiempo ha pasado desde que esta segunda carta para la IDU fue publicada. Miles más están leyéndola. Ha sido gratificante que más de 20 cartas positivas y consultas llegan por cada uno de los ataques negativos sobre el Sr. Armstrong, o sobre mí por apoyar lo que él enseñó. Los muchos agradecimientos maravillosos y sinceros y la mordaz amargura de unos pocos en la IDU cuentan su propia historia sobre las dos “mentes” completamente diferentes que están operando ahí.

Si usted lee hasta el final, comprenderá los eventos de una manera que quedará preguntándose como pudo haber sido posible que se perdiera lo que realmente está sucediendo en la IDU. Esta segunda carta es necesariamente larga.

Terrible desorden, división, acusación, contraataque y confusión general, empeorando cada vez más, ha tomado y casi paralizado completamente a la Iglesia de Dios Unida. La lucha ha sido en gran parte sobre la cuestión de cómo está gobernada la IDU, pero este argumento ha llevado a otras cuestiones. Esta carta no es un intento de empeorar las cosas, sino mostrar la única salida. (De hecho, las cosas difícilmente podrían empeorar en la IDU en este momento. Su iglesia está ciertamente a punto de dividirse — y en gran manera). Esto es un esfuerzo por mostrar la única solución — una que más de 150.000 personas creyeron una vez — y para ayudarle a encontrar paz en la violenta tormenta que se aproxima.

¡Lo que comenzó hace muchos meses en la IDU se ha convertido en una larga y lenta caída en picada, una lucha pública que lamentablemente es una vergüenza para todas la eras de la Iglesia de Dios! Decisiones inesperadas, renuncias repentinas, suspensiones y despidos (ahora acelerándose) están de hecho trabajando hacia un muy, muy cuidadosamente maquinado final, previsto y resuelto por jugadores claves en la IDU mucho antes de que comenzarán a surgir. Los acontecimientos han llegado a ser ahora una prolongada y tortuosa competencia en la que los hermanos — USTED — son la “mercancía” (II Pedro 2:3) que ambos lados desesperadamente necesitan para ir hacia delante. Una batalla por los corazones y mentes a través de “palabras fingidas” (mismo versículo) se está jugando; porque ambos lados saben que necesitan los DIEZMOS.

Algo de historia. Cuando la IDU comenzó en mayo de 1995, sus organizadores abiertamente declararon — y periódicamente han reconocido desde entonces — que adoptaron una forma completamente nueva de gobierno en la iglesia, una completamente diferente de lo que el Sr. Armstrong enseñó que era el verdadero patrón bíblico del gobierno que Dios había restaurado en la Iglesia bajo su liderazgo.

Recuerde que el Sr. Armstrong a menudo repitió, “¡el gobierno lo es todo!” Aquí hay dos citas de él acerca de lo que creyó que era su papel en la restauración del gobierno de Dios para Su Iglesia. La primera hace mención de que el Sr. Armstrong reconocía que él había cumplido el papel de Elías — pero también lo que él vio como la pieza central de lo que restauró el Elías moderno (Mat. 17:11). Lea lentamente, meditando en las palabras del Sr. Armstrong, y pregúntese si los 25 años pasados podrían cambiar tan vital entendimiento:

“Jesús dijo que Elías vendría y restauraría todas las cosas. Elías [El original] no restauró lo que fue quitado…El Gobierno de Dios fue quitado. Tenía que ser restaurado…Dios me levantó para restaurarlo. Dios me levantó para restaurar el Gobierno de Dios. Pero únicamente está restaurado en la Iglesia. No tengo la autoridad de Dios, ni la habilidad, para restaurar el Gobierno de Dios más allá que sólo sobre ustedes hermanos en la Iglesia. Pero eso ha sido hecho. Eso ha sido hecho, hermanos. Regrese y lea Malaquías 3:1-5 y Malaquías 4. [Y] donde Jesús dijo que, ‘Elías verdaderamente vendría’ — incluso después que Juan el Bautista fue puesto en prisión, él aun estaba por venir. Él [Elías] debía restaurar. Juan el Bautista no restauró. Será mejor que se de cuenta lo que es esta Iglesia y lo que está respaldando cuando dice que está detrás de mi al 100 por ciento”.

Sermón, 2 de octubre de 1982

“Pero para continuar con las cosas que han sido restauradas…El Gobierno de Dios ha sido restaurado a la Iglesia, y el Gobierno de Dios ha sido colocado en la Iglesia. Lea eso en Efesios 4 y I Corintios 12. Cristo es la Cabeza de la Iglesia y bajo Cristo en la administración del Gobierno están primeramente un apóstol o apóstoles, luego evangelistas, luego pastores, luego todos los que son llamados ancianos, todos los ministros de arriba hacia abajo hasta el más bajo. Así hay maestros y ancianos (de ambos: ancianos oradores [locales] y ancianos predicadores) diáconos y diaconisas. Y la Iglesia está restaurada en esa forma de Gobierno. La Iglesia de Sardis ni siquiera tenía la forma correcta de Gobierno”.

Sermón, 17 de diciembre de 1983

Cuando la apostasía llegó, los líderes de la IDU decidieron que lo que permitió que ésta apareciera fue el sistema de gobierno que el Sr. Armstrong enseñó y no los falsos líderes que comandaron el sistema. Ellos creyeron que “un hombre a cargo” fue el problema. Pocos parecen considerar que estos hombres ya no creían que DIOS le había dado el conocimiento revelado de SU forma de Gobierno al Sr. Armstrong — y que esto por sí solo descalificaba a cualquier líder de la IDU de ser aquel a quién Dios podría utilizar. Este rechazo de suma importancia y entendimiento probado — ¡DOCTRINA ESTABLECIDA! — fue confirmado cuando al comienzo de la IDU todos los evangelistas, pastores y ancianos predicadores que se unieron a ésta, gustosamente renunciaron a sus previos altos oficios ordenados por Cristo en orden de volverse “ancianos” todos — permitiendo “un hombre, un voto” por cientos de hombres. Este nuevo sistema falso de gobierno fue calculado cuidadosamente para atraer a más hombres de rango inferior de la Iglesia de Dios Universal hacia lo que sería visto como un sistema más “inclusivo” — más “abierto a sugerencias” — donde los ancianos locales y ancianos locales de la iglesia, incluso los más nuevos, tendrían autoridad como evangelistas, o hasta evangelistas séniores. Muchas menciones públicas se han hecho sobre “este sistema en el que estamos de acuerdo” y “esta nueva forma de gobierno” y “ésta muy diferente estructura” (frases utilizadas una y otra vez enviadas en las cartas y documentos de la IDU a través de los años). Este sistema de votación por cientos de ministros gobernó la elección de los líderes (los miembros del consejo y oficiales en la Iglesia), selección de la doctrina, gasto del dinero y la toma de decisiones. Esto también trajo burocracia poco manejable, preocupación constante con los confusos estatutos, comités tras comités, debates interminables e incluso interminables cintas rojas que mantienen todo moviéndose lentamente.

Con respecto al gobierno y el sistema de votación, los miembros de la IDU ahora están cosechando lo que sembraron sus líderes — pero también lo que la mayor parte de sus miembros aceptaron gustosamente cuando vieron ese gobierno descubierto. Esto se convirtió en una decisión “de todos”, para muchos miles. (Por supuesto, una oferta muy pequeña de la nueva astuta “teología” fue presentada en un intento de justificar el cambio. Con poco más que un vistazo, la mayoría felizmente ingirió lo que era un frívolo acto sin sentido).

Entienda la más básica verdad acerca de la séptima y final era de la Iglesia de Dios. La palabra Laodicea significa “el pueblo gobierna, juzga y decide”. El problema con esta era final es que Jesucristo ya no los está dirigiendo (ninguna de sus “iglesias”). Esto se debe a que las personas — ministros y miembros — y sus organizaciones han rechazado Su forma de gobierno, y necesariamente por consecuencia la única forma de cómo define Su Iglesia. Habiendo sido traicionados por los falsos líderes en la Iglesia de Dios Universal, los miembros y ministros han tomado los asuntos a sus propias manos, decidiendo: “dirigiremos esto nosotros mismos” y “ningún hombre me va a engañar otra vez”. Nadie parece considerar que Jesucristo ha sido expulsado de su iglesia; así como el adoptar al dios trinitario en la Iglesia de Dios Universal expulsó al Dios verdadero.

También entienda que los líderes de la IDU declararon abiertamente en sus inicios que su rediseñado gobierno era “temporal” — era “únicamente hasta que Dios mostrara el líder que Él había escogido”. Todos los de afuera sabíamos que esta afirmación era falsa. (Me doy cuenta que tal vez unos cuantos temporalmente lo creyeron así). Ocho años después, en julio de 2003, tuve una conversación sincera, cara a cara con el entonces actual presidente de la IDU (un buen hombre de consciencia). Agradeciendo su franqueza, me sorprendió cuando este hombre repentinamente se ofreció a decirme: “Nuestro gobierno no funciona. Lo sabíamos desde el principio, pero lo adoptamos en la creencia de que deberíamos utilizarlo sólo durante la espera de que Dios nos mostrara a quién levantaría para guiar a Su pueblo”. Le pregunté cuanto tiempo duraría su mandato. Él respondió: “Dos años más; si es que me dejan”. No podía creer su franqueza. Era obvio que él estaba poco más que desanimado con lo que él era (in) capaz de hacer funcionar. Afirmo que esto está muy cerca de sus palabras, habiéndolas recordado muchas veces.

Desde 1995, ningún intento se ha hecho en la IDU para encontrar donde está ubicado el Gobierno de Dios; y el único líder bajo Cristo. (Por supuesto, esto necesariamente también guiaría a la ubicación de la verdadera Iglesia y Obra de Dios). Ni el Consejo de Ancianos ni ningún “comité de búsqueda” designado en esa organización han buscado por un minuto encontrar el Gobierno, la Iglesia y la verdadera Obra de Dios hoy en día. Probablemente tampoco esta Carta Abierta inspirará tal búsqueda. ¡PERO DEBERÍA!

Hace algunos años, escribí el libro “Unge tus ojos” – La advertencia de Cristo a su pueblo. Explicando el mandamiento de Cristo para su pueblo en la última era de Apocalipsis 3:18; este libro contiene una sección crucial que describe el dilema que enfrentan los líderes de la Iglesia de Dios Unida, en ese entonces y ahora, con la idea humana de gobierno que ellos formaron. ¡Lea este libro! (A propósito, si lo hace, también llegará a entender por que los líderes de la IDU difaman implacablemente mi liderazgo y a la Iglesia de Dios Restaurada — y por qué no quieren que usted lea o vea las cosas mencionadas aquí.)

Además escribí otro libro, El Gobierno de Dios – Entendiendo los oficios y deberes. Explicando en detalle todo lo que el Sr. Armstrong enseñó acerca del Gobierno de Dios; y aunque la mayoría lo ha olvidado, el fue muy especifico. Las opiniones humanas acerca del gobierno están ahora por toda la IDU. Pero las opiniones no cuentan (Prov. 14:12; 16:25). La verdad cuenta. ¡Y este libro contiene la verdad acerca del Gobierno de Dios! Está cargado con hechos, evidencias, escrituras, pruebas — y un gran número de citas del Sr. Armstrong; las cuales explican lo que él restauró. Usted encontrará sus palabras imposibles de malentender — y absolutamente diferente en todo aspecto de lo que sus líderes le están diciendo — y de lo que ellos están practicando. Aquí está sólo un ejemplo del Sr. Armstrong que es casi profético. Describe un sueño que él tuvo, es como si lo escribió directamente a la Iglesia de Dios Unida. Esta cita contiene un poderoso mensaje a cada miembro allí que piense honestamente (todo el énfasis es de él en cada cita mencionada):

“Desperté considerablemente impresionado con el sueño. ¿Me estaba revelando Dios que demasiados dentro de la membresía de la Iglesia estaban dejando a Dios fuera del cuadro? — ¿en sus propias mentes poniendo a Dios fuera de la Iglesia? ¿Piensan ellos que la clase de hombres por los que la gente votaría deberían ser los líderes en la Iglesia? — que la gente deben decirle a Dios, ‘Esta es nuestra Iglesia, Dios, queremos que salgas de la Iglesia y déjanos solos. ¡Manejaremos esta Iglesia a nuestra manera!’ Desperté impresionado de que demasiados de nuestro pueblo están dejando a Dios y a Cristo fuera de su Iglesia, y están tratando de hacerla nuestra Iglesia — la iglesia del pueblo, y no la Iglesia de Dios!...”

“[En la década de los 70s] había por lo menos seis o siete en los oficios altos siguientes en autoridad al apóstol de Cristo — hombres confiables y honorables. Pero estaban por hacerla ‘la iglesia del pueblo’, en lugar de la Iglesia de Dios. Ellos ya no podían ver a Dios ni a Cristo en su cuadro mental de la Iglesia de Dios. ¡Eran liberales!...”

“Ahora han iniciado iglesias u obras de ellos mismos. Pero pasan por alto una cosa: ‘Si el Eterno no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican’”.

“¡Dios no está edificando sus casas!”

“¿Deberíamos salir todos de la Iglesia de Dios y unirnos a ‘La Iglesia del
pueblo’?” Buenas Noticias, septiembre 1980

Muchas otras declaraciones del Sr. Armstrong demuestran exactamente lo que creyó y enseñó acerca del gobierno (y lo que es la Iglesia). Usted no necesitara creer mi palabra sobre nada. Un corto video introduce el libro. Le exhorto a verlo.

Que Dios le ayude a entender por qué la Iglesia de Dios Unida está en crisis hoy — y por qué no podrá (y su liderazgo no puede) resolver su problema de “gobierno”. Aunque sinceros, sus líderes simplemente no pueden remediar lo que Jesucristo nunca estuvo guiando. El libro, El Gobierno de Dios, prueba que el Sr. Armstrong estaba correcto cuando dijo que el Todopoderoso Cristo viviente siempre ha dirigido sólo una organización — una Iglesia. Las declaraciones del Sr. Armstrong son claras. La primera viene de su carta de 30 páginas; su “sello” sobre este tema:

“¡Hoy algunos en la Iglesia de Dios no ENTIENDEN lo que la Iglesia de Dios ES realmente! Algunos se han confundido sobre si hay una organización o gobierno en ésta — ¡y quiero decir en la PROPIA IGLESIA DE DIOS! ¡Y Dios TIENE ÚNICAMENTE UNA IGLESIA! (I Cor. 12:12, 13). ¡Pero nosotros “los sabios” debemos entender! Ese entendimiento se debe quedar CLARO en esta carta”.

“Dios tiene SÓLO UNA IGLESIA sobre la tierra, la cual Él dirige para hacer su Obra — no DOS iglesias — no MUCHAS denominaciones y sectas, y ‘grupos’. ‘Pero ahora son muchos los miembros, PERO EL CUERPO ES UNO SOLO’ (I Cor. 12:20 — vea también vs. 12, 13). ‘Porque por un solo Espíritu fuimos todos (no una parte de nosotros) bautizados en UN cuerpo’”.

Carta a los hermanos, 2 de mayo de 1974

“¡Deténgase y piense !”

“¿Va a casarse Cristo con diferentes grupos, sin completa armonía unos con otros — no obstante todos ‘profesando a Cristo’?”

“Jesús dijo, ‘El que no es conmigo, [y puesto que es la Cabeza de la única e indivisa Iglesia, claramente quiso decir donde Él está trabajando — en la única Iglesia de Dios] contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama’ (Mateo 12:30)”.

“Jesucristo se va a casar con la única e indivisa verdadera Iglesia — no con diferentes grupos dispersados o individuos dispersados”.

“7 pruebas de la Verdadera Iglesia de Dios”, La Pura Verdad, septiembre 1979

Debemos preguntar: ¿Estaba correcto el Sr. Armstrong en su entendimiento?

La definición de la Biblia de la verdadera Iglesia es “la casa de Dios, que es la Iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad” (I Tim. 3:15). ¡La Iglesia y el Cuerpo de Cristo es donde “está LA verdad” — no “algo de la verdad” o “mucho de la verdad” ni siquiera “la mayor parte de la verdad” — y ciertamente no la “verdad mezclada con error” — sino simplemente “LA VERDAD”! (Por supuesto, esto incluye la verdad de como Él gobierna Su Iglesia.)

También tenga claro que la Iglesia es llamada “la Casa de Dios” (o Templo del Señor); ésta alberga tanto al pueblo como la verdad de Dios. Efesios 2:21 la llama CASA de Dios (o Templo) “EDIFICIO bien coordinado”. Efesios 4:16 habla idénticamente del CUERPO de Cristo. Note: “todo el CUERPO, bien concertado y unido entre si”. (El apóstol Pablo tenía lo mismo en mente cuando estaba hablando de la Iglesia, Casa [o Templo] de Dios o Cuerpo de Cristo). La palabra en griego para las dos frases en itálicas es la misma palabra — sunarmologéo. Su significado presenta un entendimiento fascinante: “unir estrechamente, i.e. organizar compactadamente, juntos (en el sentido de colocar), bien concertado, bien coordinado, bien unido”.

Refiriéndose a los miembros de la Iglesia individualmente, el apóstol Pedro añade que aquellos de la “Casa espiritual” de Dios son “piedras [vivas]” (I Pedro 2:5). Dicho esto, las frases “unir estrechamente” y “juntos (en el sentido de colocar)” llevan el significado obvio de colocar piedras individualmente que son argamasadas o “colocadas juntas” una a lado de la otra como si alguien las colocara en línea dentro de un solo edificio, en este caso el edificio de Dios.

El Sr. Armstrong estaba correcto. Él sabía lo que Pablo sabía — y lo que 150.000 hermanos en la Iglesia de Dios Universal una vez supieron hasta que los apóstatas hubieron terminado con ellos. Tan solo este breve estudio hace absolutamente claro que no hay tal cosa como una organización que es parte de un “más grande” Cuerpo de Cristo — o Casa de Dios o verdadera Iglesia. Ya sea que una organización constituya todo lo que es ese Cuerpo, Casa o Iglesia — o está completamente fuera de éste. La realidad está sobre usted. Usted debe decidir si está de acuerdo con Joseph Tkach, los reformadores protestantes y los líderes de su organización — o con los apóstoles Pedro, Pablo, y Herbert W. Armstrong, otro apóstol. Si usted dice que con el anterior, está diciendo que el Sr. Armstrong no entendió ni siquiera lo que los apóstatas y protestantes sabían acerca de lo que constituye la Iglesia de Dios. Lo mismo con el gobierno. ¿Está preparado para mantener su posición? ¿Está seguro? Vuelva a leer el tercer párrafo de la última cita del Sr. Armstrong y pregúntese si está listo para ser hallado en “contra” de Cristo, como parte de los que “desparraman”, en lugar de venir (“con” Él) donde Él está dirigiendo para hacer su Obra final de suma importancia antes de que las horribles profecías azoten a un mundo confiado — y a una era final de Su pueblo que no se recuperará de la “ceguera” (Apoc. 3:17) cuando se le presente la oportunidad de ya no ser un “pámpano” cortado, sino uno injertado de vuelta a la “Vid” (Juan 15:1-6).

Los líderes de los grandes dispersados y muchos de las “astillas” más pequeñas decidieron que la Iglesia y el Cuerpo de Cristo estaban divididos en muchos grupos. Imitando lo que los reformadores protestantes Martín Lutero, John Calvin, John Wesley, Jan Hus y Ulrico Zuinglio llegaron a creer acerca del “Cuerpo de Cristo” al iniciar los movimientos independientes de desacuerdo. Así como estos hombres tuvieron que rechazar necesariamente el gobierno católico, los líderes de los dispersados también tuvieron que rechazar necesariamente el Gobierno de Dios. Aquí está el por que: El liderazgo de un hombre (enseñado por el Sr. Armstrong) no puede ser esparcido sobre muchos grupos. Piense acerca del dilema que sus líderes han puesto sobre sí mismos. Y piense acerca de cómo fueron JOSEPH W. TKACH y compañía (enseñados por los protestantes) quienes les enseñaron a creer lo que ahora ellos le enseñan a USTED acerca de lo que es la Iglesia de Dios. Permanecer demasiado tiempo en la Iglesia de Dios Universal dejó a sus “líderes” profundamente influenciados por los líderes falsos en la Iglesia de Dios Universal cuya presencia abandonaron, pero cuyas falsas doctrinas (algunas) llevaron con ellos cuando salieron. Ellos le han estado enseñando estas falsas doctrinas a USTED. Mientras usted los veía como “firmes por la verdad”, de hecho estaban firmes por ALGO de la verdad. Esa es la verdad que nadie más le dirá.

La pregunta es ¿Le importa a usted?

Terriblemente engañados a sí mismos, sus líderes le están engañando a USTED. Lea la poderosa — y profética — advertencia del apóstol Pablo en II Timoteo 3:13 de “los postreros días” (vs. 1) acerca de este peligro, y el versículo 14 le instruye acerca de cómo evitar el peligro, o como recuperarse si alguien no lo hizo. A continuación lea el siguiente contexto comenzado en el capitulo 4, versículos 3-4. Después de superar la impresión de lo que perdió en esa ADVERTENCIA obviamente aplicable al día de hoy, rápidamente cambiará a estar muy contento por leer estos versículos. ¡Memorice el versículo 14 del capitulo 3!

El presidente actual de Unida recientemente escribió acerca de un “espíritu de rebelión que se ha estado preparando en la Iglesia de Dios Unida por algún tiempo — pero que está saliendo ahora a la superficie”. Una pequeña nueva rama afiliada con el grupo separatista de América Latina ya se ha formado en el sur de Texas. Muchos ministros se están alineando para unirse a esta “organización” — o a otra que la absorberá. Esto ha sido cuidadosamente planeado por un largo período.

La sala en la que se reúne el Consejo de Ancianos de la IDU en su sede (“Oficina central”) tiene una fotografía del Sr. Y la Sra. Armstrong en la pared. Yo la he visto. Pero podríamos preguntar ¿Por qué colgar un cuadro? Es menos que sutil llevar el manto de un hombre que enseñó una forma de gobierno que este consejo rechaza. De hecho, la formación misma de la IDU fue un acto de REBELIÓN ABIERTA en contra de la forma de gobierno de Dios — la única forma bíblica. Así que lo que está sucediendo hoy dentro del ministerio de la IDU es más correctamente entendido como “¡Rebelión en contra de una rebelión!” ¡No se equivoque! ¡El nuevo grupo también será un tren accidentado — sólo que uno más pequeño que el que dejaron! Así que entonces, aquellos que escogen un lado están escogiendo entre dos trenes en ruinas. Ambos consistirán de carros retorcidos, rieles rotos, líneas eléctricas derribadas, derrames de sustancias toxicas — y muchas víctimas.

Para saber de antemano lo que pronto sucederá, recuerde que “el pasado es prólogo”. Mientras que miles morían espiritualmente alrededor de ellos en la Iglesia de Dios Universal a causa de su inacción, aquellos que formaron la IDU se sentaron allí por más de dos años planeando meticulosamente el rostro y estructura de una nueva organización.

En el verano de 1993, el líder actual del ministerio de la IDU cuidadosamente eligió 12 pastores regionales sobre la base de que estos hombres estarían dispuestos a salir de la organización después de esperar la señal escogida. (10 salieron en el momento justo y un 11º poco después). En acuerdo con otras figuras de Pasadena, estos pastores regionales (y algunos directores regionales internacionales) trabajaron muy deliberadamente para “alinear” a cientos de ministros con respecto a lo que harían cuando llegara el tiempo. Mientras tanto, todos debían “guardar silencio acerca de lo que estaba pasando” y enfocarse en dar “sermones seguros” — “sermones neutrales” — son los términos utilizados. (En una conversación de cuatro horas, también fui reclutado por el mismo hombre mencionado arriba, pero rechacé ir “con la corriente” y “guardar silencio”, y fui el primer pastor de la Iglesia de Dios Universal despedido, sólo 10 días después — a principios de 1993 — como resultado directo).

Comprenda lo que esto significa. En efecto, la decisión fue que todos los involucrados no comenzarían ninguna acción formal para salvar al rebaño de Dios antes de asegurar que habría diezmos suficientes (y suficientes ministros a bordo) para apoyarlos (y proporcionar jubilaciones que el Sr. Armstrong explícitamente nunca permitió). Repito, esto significa que tuvieron que pasar dos años y decenas y decenas de falsas enseñanzas tuvieron que ser ignoradas deliberadamente — quedaron sin ser mencionadas desde el púlpito — mientras que ellos esperaban. Estos son los hechos.

Hoy, demasiado débiles para permanecer solos, los ministros de tiempo completo involucrados en la nueva “rebelión” dentro de la IDU permanecerán donde están hasta que estén seguros de que un cheque de pago y una estructura establecida les espera en otro lugar. Estos hombres cometieron fraude en contra de toda la membresía de la Iglesia de Dios Universal antes — desde el mero principio — y lo harán otra vez.

Los mismos jugadores, el mismo juego — con ambos lados destinados a terminar en la ignominia.

El liderazgo en Cincinnati ahora está comenzando más activamente a “forzar la manos de los hombres”. La posición de aquellos que son vistos como rebeldes ha llegado a ser resumida como buenos ministros siendo forzados a salir por líderes superiores sin ética e impíos. Al final, los dos lados, AMBOS comprendidos por REBELDES, continúan públicamente arrojando razonamiento humano diseñado para apoderarse de terrenos altos en los ojos de la confundida membresía. Rebeldes peleando con rebeldes. El ciego peleando con el ciego. Ninguno dirigido por Cristo. Una repetición de dos facciones de la IDU en marzo de 1998 y dos facciones de la IDV en noviembre de 1998.

Un recuadro critico aplica: Muchos miles en la IDU dejaron la Iglesia de Dios Universal porque escucharon mi serie de tres sermones — “30 razones para seguir la verdad” — y muchos otros leyeron mis dos primeros libros (Y vino una apostasía y Si Dios no edifica la casa) que explican la apostasía, los cuales produje por mí cuenta mientras estaba en la “Iglesia de Dios Global (renombrada La Iglesia del Dios Viviente en 1998). Siempre he sabido que muchos de estos miles en ese tiempo no vinieron a Global debido a su líder, y lamento que esto causó que muchos vieran a la IDU como su única opción. También tengo entendido que interminables falsas historias acerca de mí (las cuales comenzaron hace mucho con Joseph W. Tkach, pero fueron continuadas y complementadas por el líder de la IDV y virtualmente por todos los líderes de la IDU) los han mantenido por mucho tiempo lejos de la IDR. No hay forma de deshacer lo que siempre fue parte de la prueba de Dios para su pueblo. Aunque tuve mis propias lecciones que aprender acerca de los falsos líderes en los dispersados (II Timoteo 3:13-14), llegué a comprender que mis seis años de experiencia en Global fueron parte de un vital entrenamiento final que Dios quería que completara antes de que Él cambiara mi rol a principios de 1999.

Que Dios le ayude a entender lo que está en juego para usted en decidir si continúa bajo el fracasado, roto y rebelde gobierno de la IDU o alguna nueva o ajustada forma que se necesite para seguir adelante. Esto incluye ir con el nuevo “más pequeño tren accidentado”. Comprenda esto: ¡La solución se encuentra completamente FUERA DE LA IDU! ¡Cualquier intento de “reparar” el gobierno de la IDU, ya sea por el Consejo de Ancianos o la Conferencia General de Ancianos (CGA), es únicamente un esfuerzo de hombres que fracasará como lo hacen todos los esfuerzos de los hombres al querer reparar sus gobiernos! Tales intentos podrían compararse a limpiar el derrame de petróleo del Golfo con una pajilla y un vaso de papel.

También permanece la pregunta de si el CGA corregiría (a través del voto anti-bíblico) decenas de otros errores doctrinales — desviaciones adicionales de lo que el Sr. Armstrong enseñó — que se encuentran sin resolver. Comprenda. La IDU está equivocada sobre el matrimonio entre “creyentes” e “incrédulos” (ambas con definiciones distintas); que es la Iglesia y el Cuerpo de Cristo (¡donde comienza y donde termina!); quien es el Elías del tiempo del fin; como entra la verdad a la Iglesia (el Sr. Armstrong enseñó que esto era sólo a través de apóstoles); numerosos puntos de la profecía, algunos de ellos muy importantes; el uso de cosméticos; los códigos para vestir; la longitud del cabello; la asistencia y observancia del sábado y los Días Santos, así como otros muchos estándares de conducta básica cristiana y mucho, mucho más.

También considere que la IDU enseña evidentemente un evangelio falso — uno que incluye a la Persona de Jesucristo junto con el reino de Dios. Pablo declaró que cualquier hombre (¡y por lo tanto ciertamente cualquier organización completa!) que pervierta la verdad del evangelio está bajo una MALDICIÓN. ¡Lea y crea Gálatas 1:6-9! ¡Este pasaje debe timbrar en sus oídos! Entonces pregúntese a sí mismo si hay un mensaje directo para usted en estos versículos acerca de los frutos que está presenciando. Es bien conocido dentro y fuera de la IDU que muchos de sus ministros mantienen un sinfín de creencias privadas diferentes que absorbieron antes de salir de la Iglesia de Dios Universal. Ejemplos: El Sr. Armstrong no fue siquiera un apóstol, las eras de la Iglesia no existen, Dios tiene una familia en lugar de que es una familia, los cristianos son “nacidos de nuevo (de arriba)” en la conversión y no en la resurrección, y muchas, muchas más. Existen docenas de otras verdaderas doctrinas que la IDU ha rechazado u olvidado. Esto es incuestionable. La pregunta relevante es otra vez ¿le importa a usted?

El Sr. Armstrong con frecuencia también habló sobre el tema de comprometerse con la verdad doctrinal (otra vez énfasis de él):

“Hace cuarenta y tres años, el Cristo viviente me comisionó para su GRAN COMISIÓN”.

“Pero durante estos 43 años, frecuentemente he sido presionado para comprometer — ‘sólo un poquito’ — con la VERDAD de Dios”.

“[Dios] me confió esta preciosa VERDAD”.

“Pero honestamente, ahora, ¿QUÉ PIENSA USTED?”

“¿No estaría bien que comprometiera, ‘sólo un poco’, en algún ‘punto de menor importancia’? Especialmente en alguno aparentemente sin importancia donde le parecemos ‘locos’ al mundo”.

Sin embargo, si comenzamos a comprometernos con la VERDAD de Dios, incluso de la manera más pequeña y ligera, le habremos permitido a Satanás poner un pie en la puerta de la Iglesia, y pronto empujará para abrir la puerta (él es más fuerte que nosotros) y tomaría el control de la Iglesia completa”.

“¡Un poco de levadura leuda TODA LA MASA!... he sido encargado con la comisión de GUARDAR LA PALABRA DE DIOS. Mantenerla inviolable — ¡SIN COMPROMETER! NUNCA he comprometido la VERDAD de Dios — a pesar del costo o las circunstancias. ¡Nunca lo haré!”

“Así como [la moderna nación de] Israel es PEQUEÑA en población y medios financieros entre las naciones, así LA IGLESIA DE DIOS es PEQUEÑA en números y popularidad entre las iglesias u organizaciones religiosas. ¡Pero ISRAEL se mantiene FUERTE y SOLA entre las naciones de este mundo con la determinación de NO CEDER UNA PULGADA A LOS MÉTODOS INDIGNANTES Y DEMANDAS TERRORISTAS!”

“Satanás es el jefe de los terroristas. Él ODIA la santa y sagrada Palabra de Dios”.

“Voy a CAMBIAR cada vez que pruebe que estoy equivocado. Aceptaré NUEVA VERDAD tan a menudo como sea PROBADA que es nueva verdad para mí o para la Iglesia. ¡Pero no me comprometeré con la verdad! ¡Nunca lo haré!”

“No comprometeré — ni siquiera ‘un poquito’”.

“Personal”, Las Buenas Noticias, diciembre de 1976

“…Hermanos, no comprometeré. Si ustedes desean comprometer, vayan y únanse a una de estas facciones que se han ido de nosotros, que son liberales… si quieren ir en el camino de Satanás en lugar del camino de Dios y pretender que estarán en el reino de Dios — pretender que están en la Iglesia de Dios…”

Sermón, Primer Día de Panes sin Levadura, 16 de abril de 1985

“Este hombre estaba en un programa diluyendo la VERDAD DE DIOS mientras yo estaba en otro lado de la tierra (y sin mi conocimiento)”.

“La Iglesia de Dios NO COMPROMETERÁ ni una millonésima parte del 1% de la VERDAD DE DIOS como Él nos la revela a quienes gustosamente la aceptamos — ¡hambrientos y sedientos de ésta! Cuando un programa de diluir comienza, crece con ímpetu cada vez mayor”.

Carta a los miembros y colaboradores, 8 de noviembre de 1978

Existen muchas declaraciones similares del Sr. Armstrong, también muy poderosas. El espacio prohíbe su inclusión, ya que son largas. Estas son suficientes para los de pensamiento honesto.

Si usted está de acuerdo con sus líderes — cualquiera de los lados — y sus argumentos engañosos de la “teología del gobierno”, y ha rechazado el modelo de gobierno que el Sr. Armstrong restauró, esta carta no es para usted. No está escrita para los que no les importa — que están engañados por elección. Por otro lado, si usted cree que el Sr. Armstrong no sólo fue un apóstol, sino el Elías profetizado — y enviado para restaurar muchas más doctrinas que el gobierno de Dios — y si cree que la Iglesia es una organización indivisa, guiada por un hombre, el único lugar donde Cristo hace la Obra y es la Cabeza, y donde se encuentra su Cuerpo, entonces usted se puede recuperar. Esto significa que puede otra vez tener TODO lo que le fue robado, comenzando hace una generación.

He aquí dos citas más extremadamente poderosas del Sr. Armstrong. Una larga y una corta. Ambas hablan de un deber que pertenece a quien es el líder de Dios. El Sr. Armstrong menciona Isaías 58:1, lo cual hizo con frecuencia:

“Dios envió a sus profetas — SU HIJO DIVINO — sus Apóstoles — sus verdaderos ministros, suplicando a un mundo obligado a escoger — advirtiendo a este mundo del resultado inevitable de su locura de rebelión”.

“La mayoría de las personas hoy son como una persona en un sueño profundo, teniendo un sueño placentero”. Cuando alguien trata de despertarlo para decirle que su casa está en llamas y está a punto de quemarse, él protesta soñoliento:”

“¡No! ¡No me despierten! ¡‘Aléjense — déjenme dormir!’”

“¡Bueno, escuche! ¡Su casa se encuentra en llamas!”

“¡Tengo que advertir a las personas — o su sangre será demandada de mi mano! El Dios Todopoderoso me ordena, ‘CLAMA a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión’ (Isa. 58:1). Dios no dice que ‘susurre’. No dice que ‘predique cosas suaves’. Él me dice que levante la voz — ¡que CLAME FUERTE! — ¡para DAR la advertencia!”

“¡El tiempo para una predicación suave, delicada, ronroneante y calmada es pasado!”

“No hablo suave, calmadamente, al aire. ¡ALZO LA VOZ! ¡No le evito — le digo la VERDAD con todo el poder que Dios me da!”

“No buscamos complacer a las personas. ¡Únicamente buscamos obedecer a DIOS, y ayudar y SALVAR personas — porque los amamos!”

“¿PIENSA QUE VOY A GUARDAR SILENCIO HOY? ¡Dios me ha revelado el peligro! Puedo también ver su letargo”.

“Algunos me han escrito quejas y criticas. ¡Algunos no quieren VER imágenes realistas de lo QUE ESTÁ POR VENIR EN LA VIDA REAL! Unos pocos me han amenazado con dejar de leer La PURA VERDAD…”

“…si por la gracia de Dios, a través de SU poder, puedo hacerlo lo suficiente REAL, puedo ser el medio para salvar a algunos de ustedes. ¡Y sus vidas son MUY PRECIOSAS! Cada uno individualmente que sea salvado vale la pena todo el esfuerzo — todas las críticas de aquellos que desean cosas suaves y delicadas y engaños — toda la persecución”.

“SU vida es muy preciosa. ¡Es un HIJO DE DIOS en potencia! ¡Espero verle, y conocerle, y AMARLE, en el REINO DE DIOS! ¡Si, SU vida es muy preciosa para MÍ! Voy a tratar de DESPERTARLO a la realidad, si puedo. ¡Me critican y condenan, no puedo hacer otra cosa que HACER CLARA ESTA ADVERTENCIA! ¡Es motivada por un espíritu de AMOR! ¡Dios le ayude a despertar y ESCUCHAR!”

“Si, yo sé”, La Pura Verdad, feb.-mar. 1955

“Les he dado la Palabra de Dios fielmente. No es popular. No es lo que la mayoría popular le dirá”.

“Mi responsabilidad termina DICIÉNDOLE. He clamado a voz en cuello. He levantado mi voz”.

¿Cuál es el día de reposo cristiano?

¿Acaso las palabras del Sr. Armstrong le parecen pasadas de moda — demasiado fuertes para hoy en día? Un Dios amoroso siempre advierte antes del castigo, especialmente castigo severo — y el peor castigo en toda la historia se encuentra justo sobre el horizonte. El Sr. Armstrong habló hace mucho tiempo en los términos anteriores. Aquellos que están incluso casualmente viendo la profecía — y conozcan algo de la velocidad, secuencia y magnitud de los acontecimientos que se aproximan — comprenden esto. El pueblo de Dios debe entender lo qué sucede, cuándo, así como dónde y a quién — y porqué. ¡Recuérdese a sí mismo que al pueblo de Dios de la era final no se le prometió protección de lo que está por venir — y recuérdese a sí mismo PORQUE!

Considere este pasaje familiar también citado a menudo por el Sr. Armstrong porque él reconoció que era uno de sus papeles: “A ti, pues, hijo de hombre, te he puesto por atalaya a la casa de Israel, y oirás la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte” (Eze. 33:7). Más tarde, en el mismo capitulo, Dios le habla a otro grupo al final de la era a quien Él llama “Mi pueblo”. Este es un grupo que ama escuchar las palabras de Dios, pero no las hace (vs. 31-34). El capítulo completo habla por supuesto de una “espada” que viene sobre todos aquellos — ambos grupos — que no prestarán atención de lo que está por venir. Dios hace claro para el atalaya que no hará excepción si él no cumple su deber.

Dios ordena a SUS siervos “Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado” (Isa. 58:1). Hay más en este versículo de lo que el ojo ve. ¿Quién es el primer grupo presentado — aquellos que Dios llama “Mi pueblo”? ¿Y cuál es su “rebelión”? Esto no puede estar hablando del Israel físico porque la “Casa de Jacob (Israel)” es mencionado después — después de la palabra “Y”. La identidad de este segundo grupo mencionado es obvia, como lo es su “pecado”. El primer grupo también es obvio. Son los del pueblo de Dios al final de la era quienes han cometido una “rebelión”. Llega a ser obvio cual es esa rebelión cuando uno simplemente entiende el significado de Laodicea. ¿Ve usted el punto? Dios ya no gobierna a la gran mayoría de su pueblo al final de la era. El siervo final de Dios debe decirle lo que es esta rebelión pero no en términos inciertos (“no te detengas”).

El Sr. Armstrong algunas veces aplicó Isaías 58:1 al Israel moderno y a la Iglesia, haciéndolo en sus escritos y sermones. Así lo hago yo. Los últimos dos párrafos explicando más acerca de Ezequiel 33 e Isaías 58:1 le ayudan a entender por que él hizo esto. El modelo del Sr. Armstrong para el pueblo de Dios ha sido repetido aquí. Oblíguese a comprender. Ninguna otra voz será enviada a clamar sin detenerse.

Con la autoridad de Dios, le digo que sus líderes en la IDU (repito, ambos lados en esta última pelea) han rechazado el gobierno de Dios sobre ellos — y lo han hecho tanto como ellos han admitido, aunque hayan adherido el nombre de Cristo en su sistema, declarándolo frecuentemente como la “Cabeza” de su iglesia. Peor aun, le han enseñado a usted a hacer lo mismo. Lea en Mateo 24:4-5 de aquellos que vienen en el nombre de Cristo — y piense en la IDU. (Obviamente, otros fuera de la IDU están haciendo esto.)

Entienda. ¡La forma de gobierno de la IDU no está meramente desacertada, incorrecta, imprudente o equivocada — es PERVERSA! Aquí está como sabe usted esto: “Como pecado de adivinación es la rebelión y como ídolos e idolatría la obstinación [anarquía]” (I Sam. 15:23). ¡Que Dios tenga más misericordia sobre los líderes de la IDU de la que ellos tienen con Su rebaño!

Jesús dijo, “Por sus frutos los conoceréis” (Mat.7:16). ¡No sienta temor de CONOCER dentro de la IDU a aquellos que Jesús le dijo que puede CONOCER! Si no está dispuesto a aplicar la amonestación de Jesús, usted está condenado a vagar por dondequiera que sus líderes lo lleven — el ciego guiando al ciego. Reflexione sobre la tragedia de muchos años y los muchos rostros de los terribles frutos de la Unida. Usted tiene un trabajo que hacer. El espíritu de Dios le ayudará — si usted se lo permite.

Mientras el líder de la IDV y otros bajo su mando han activado los habituales “canales traseros” para escoger distintos ministros para sí mismos, y con la IDF etiquetando a la IDU como “enemigos laodicenos” (palabras textuales de uso frecuente en sermones), sigue habiendo una organización que realmente quiere ayudar a los miembros de la IDU. Se trata de una que no ha comprometido nada. Las bendiciones que experimenta (diariamente) reflejan que Dios está complacido con ella. Sus miembros, en 48 países y creciendo, escuchan reportes regulares de los dramáticos y poderosos frutos del Gobierno de Dios en acción. Considere estas cosas: unidad de creencia absoluta en cada esquina de la Iglesia, muy grandes y crecientes números de solicitudes para asistir a servicios (sólo noviembre y diciembre traerán probablemente más de estas de lo que la IDU verá en todo el 2010), crecimiento correspondiente en las congregaciones a través del mundo, con nuevas congregaciones siendo establecidas frecuentemente; un ministerio que se expande rápidamente cubriendo el mundo, así como también un grande y rápidamente creciente personal en la Sede; 95 estudiantes en sólo la primera clase graduada en mayo de 2010 del Centro Ambassador; más de 20 sitios para la Fiesta de Tabernáculos cubriendo cada continente; aumento significativo en ingresos anualmente para llevar a cabo la Primera y Segunda Comisión; y finalmente, continuas sanaciones, algunas de ellas dramáticas, así como también otros milagros inspiradores. En resumen, nuestros frutos incluyen una absoluta explosión estadística prácticamente en todas las categorías de medición.

El Sr. Armstrong enseñó una y otra vez que “Cuando nuestros caminos complacen a Dios, Él nos bendice”. ¡Esto describe a La Iglesia de Dios Restaurada!

Tome el tiempo para contrastar los frutos de la IDU con aquellos de la única Iglesia dirigida por Cristo. Tal vez desee explorar atentamente nuestros tres sitios web sólo para entender la magnitud total de la Obra de Dios hoy — y pregunte si Dios le está mostrando donde pertenece usted. Pregunte por que ninguna otra organización está experimentando tales frutos. ¡Habiendo también comprometido terriblemente el gobierno de Dios y muchas otras doctrinas, los otros dos (IDV e IDF) de los tres grandes dispersados ciertamente no están viendo tales frutos y números!

¡Su casa se encuentra en llamas! Sacúdase a sí mismo. ¡FUÉRCESE a sí mismo a enfrentarse con los hechos y verdades presentadas en esta carta! Luego reconozca que son sólo la punta del iceberg.

Algunos libros cambian vidas para siempre. Aquí hay tres de esos libros (la verdadera recuperación espiritual comienza con el primero): “Unge tus ojos” – La advertencia de Cristo a su pueblo, El Gobierno de Dios – Entendiendo oficios y deberes, y La Obra de Dios – ¡Su capitulo final! Aquellos que recuperen la vista tomarán la decisión correcta.

Aquí está una declaración final del Sr. Armstrong (con su énfasis). Léala con los líderes de la IDU en mente, pero al mismo tiempo pensando en la variedad de otros líderes de los dispersados:

“¿Algunos de ustedes están tratando incluso de ser más bondadosos, misericordiosos y considerados que DIOS? ¿Estamos realmente desobedeciendo a Dios en nuestra suave, aproximación abarcando a algunos otros?”

“‘Os ORDENAMOS, hermanos, que os apartemos de todo hermano que ande desordenadamente’, y, ‘si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él…’ (II Tes. 3:6, 14)”.

“Dios es más estricto en todos los asuntos dentro de la Iglesia de lo que a veces nos hemos inclinado a ser”.

“NO DEBEMOS parecer que tratamos de ser más bondadosos que Dios. Cristo dirá, ‘Apártate de mi’ ¡NO DEBEMOS COMPROMETER! ¡DIOS NO LO HACE!”

“Oro por tales. Oro para que Dios los bendiga — con todo lo que Él en su suprema sabiduría sabe que es mejor para ellos — ¡a pesar de que puede ser un castigo severo!”

¿Podemos tener compañerismo con los desasociados?”, Noticias mundiales, 4 de mayo de 1981

También oro por los líderes de la IDU (así como por los de la IDV e IDF), entre otros. Usted también debería. Sin embargo esta pregunta continúa: ¿Se alejará de los líderes y pastores a quienes casi ciertamente ha llegado a amar y confiar? Y ¿pondrá a Dios en su camino antes que a amigos y asociados? Y después también ¿cualquiera de sus ministros y ancianos estarán dispuestos a alejarse de sus líderes y compañeros, quienes han llegado a ver en una luz muy diferente? Releer la instrucción de suma importancia de Cristo en Mateo 7:13-14 — “estrecha es la puerta y angosto el camino” — ¡la cual es presentada en el contexto de evitar falsos líderes! — le ayudará a guiar su decisión. (Créame, entiendo el dilema que usted enfrenta. Al escribir esta carta, también seguramente he incurrido en el desagrado de muchos amigos, parientes y familiares cercanos que ahora están en la IDU. Pero la verdad de Dios siempre debe triunfar sobre tales preocupaciones.)

Hay simplicidad en Cristo (II Cor. 11:3). En la Iglesia de Dios Restaurada con frecuencia hablamos de lo que llamo “20 palabras” — ¡JESÚS EDIFICÓ UNA IGLESIA QUE TRABAJA BAJO UN GOBIERNO QUE EXPLICA Y DECLARA LA VERDAD A TRAVÉS DE DOS COMISIONES!

Dios le ayude a entender lo que está en juego si rechaza o ignora la advertencia en esta carta.

¡TOME SU PROPIA DECISIÓN — “Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (Fil. 2:12)! El primer paso en el proceso es releer esta carta, haciendo desde el principio esta pregunta en particular: ¿Me importa?