El ANTICRISTO

¿Quièn o què es el?

¿Enseña la Biblia que el ANTICRISTO surgirá para regir el mundo justamente antes del regreso de Cristo? ¿Què quiere decir la palabra “anticristo”? ¿Què es el espíritu del “anticristo”? ¡Ahora usted puede saber lo que la Biblia contesta a todas estas preguntas!

¿Qué piensa usted cuando oye la palabra “anticristo”? Muchas personas asumen que la Biblia enseña que un super dictador como Hitler—“el anticristo”—en union con el diablo surgirá un día para regir al mundo.

Esta es la razón por la que el Nuevo Diccionario Mundial de Webster’s define la palabra “anticristo” como “el gran antagonista de Cristo, que va a difundir maldades mundiales antes del fin del mundo, pero finalmente será conquistado al regreso de Cristo.”

A través de los años, Hollywood ha producido cantidades de peliculas fomentando estas ideas: la serie del Omen, No Le Temas A Lo Malo, Almas Perdidas, etc.

Cuando se habla de certeza, Hollywood es conocido por oscurecer la linea entre la verdad y la ficción. Los productures de peliculas no tienen problemas torciendo y alterando los hechos a fin de hacerle promociones a sus ideas preconcebidas—especialmente cuando se trata de la Biblia.

Sin embargo, ninguna Escritura de la Biblia hace referencia de EL anticristo. La mayoria de las personas no realizan este punto—¡incluyendo a la mayoria que declaran ser Cristianos!

Ahora es el momento de dejar de asumir. Ahora usted puede saber lo que la Palabra de Dios ciertamente dice acerca de anticristo—¡mientras que usted le permita a la Biblia a que se interprete por ella misma!

¿Solamente Un Anticristo?

El termino “anticristo” es encontrado solamente en cuatro escrituras, todas escritas por el Apóstol Juan: I Juan 2:18, 22, 4:3 y II Juan 7. Originalmente escrito en Griego, significa “un adversario del Mesias”—en otras palabras, contra Cristo.

Juan le advirtió a los Cristianos, “Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo” (I Juan 2:18).

Fijese que dice, “MUCHOS anticristos”—plural, mas de uno. El termino no está limitado solamente a una persona.

El versículo 19 adicionalmente explica que ellos habian salido de adentro de la Iglesia de Dios. “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase [fuera obvio] que no todos son de nosotros.”

Juan escribió estos versiculos casi al cierre del primer siglo y al final de su ministerio de mas de 60 años. De los doce apóstoles originales de Cristo, el era el unico que estaba vivo en ese tiempo. El fue testigo del nacimiento de la Iglesia de Dios en el día dePentecostes, 31 d.C. El la vió crecer como el proverbio de la semilla de mostaza que se esparció a través del Imperio Romano, y observó como fue atacada viciosamente por los grandes engaños religiosos.

El Manual Biblico de Halley’s, pg. 673, explica que anticristo “es comúnmente identificado con el Hombre de Pecado (II Tesa. 2), y la Bestia de Apocalipsis 13. Pero la Biblia misma no hace la identificación. El lenguaje insinua que los lectores de Juan habian sido enseñados a esperar un anticristo en conección con los días finales de la última era Cristiana (vs.18). Por lo tanto, Juan aplica la palabra, no solo a una persona, sino a todo el grupo de maestros anti-Cristianos (2:18; 4:3). La idea del Nuevo Testamento parece ser que el espíritu de anticristo surgiria en el Cristianismo, manifestandose en muchas formas, ambos dentro de la Iglesia y afuera, finalmente culminandose en una persona, o una institución, o ambas.”

Estos anticristos existieron no solamente en el tiempo de Juan, sino a través de los 2,000 en la historia de la Iglesia—hasta nuestro tiempo. Mientras que la Biblia dice que hay muchos anticristos, también demuestra que la Bestia y el Falso Profeta de Apocalipsis 16:13 serán los dos de los últimos y mas importantes anticristos.

Anticristos Son Engañadores

En II Juan 7, Juan escribió, “Porque MUCHIOS engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es un engañador y un anticristo.”

Como sesenta años antes, Cristo le habia advertido a Juan y a los otros discípulos, “Tengan cuidado a que ningun hombre os engañe. Porque muchos vendrán en Mi nombre, diciendo, Yo soy Cristo [pretendiendo en predicar o actuar por la autoridad de Cristo] y engañarán a muchos”—incluyendo a los verdaderos Cristianos (Mat. 24:4-5).

Años después, el Apóstol Pablo advirtió acerca de los “falsos apóstoles” y “obreros fraudulentos” (II Cor. 11:13-15) disfrazados como “ministros de justicia,” que fueron alrededor engañando a los Cristianos a creer “otro evangelio” (Gal. 1:6-9; Hechos 20:28-31).

Estos falsos maestros y falsos hermanos—anticristos—eran “cizañas” entre el “trigo” (Mat. 13:24-30, 36-42). Ellos parecian sinceros—parecian piadosos—pero estaban muy lejos de ser verdaderos Cristianos. Estos falsos Cristianos eran dificil de distinguir de los verdaderos Cristianos, la cual se les hizo facil para ellos a llegar a posiciones de liderazgo. Desde ese entonces, ellos infectaron la Iglesia con falsas doctrinas, engañando a la mayoria.

Los Gnosticos

Entre estos engañadores estaban los Gnosticos. Ellos reclamaban tener “conocimiento especial” (Gnosticismo se deriva de la palabra Griega que significa “conocimiento”), que ellos consideraban mas importante que las Sagradas Escrituras. Ellos usaban sus “conocimientos especiales” para arrastrar a las personas a la lascivia—licencia para pecar. Ellos engañaron a muchos, enseñando que quebrantar las leyes de Dios no era irrelevante a la moral.

De acuerdo a La Biblia de Estudio MacArthur (Nueva Versión King James), “Gnosticismo era la herejía mas peligrosa que amenazó a la Iglesia principiante durante los tres primeros siglos.”

Una vez mas, los anticristos son engañadores. Ellos engañan negando a Cristo: “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesus es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo” (I Juan 2:22).

Pero, ¿cómo hacen ellos eso?

Por supuesto, los anticristos en el tiempo de Juan, como los Gnosticos, no andaban diciendo, “Yo niego a Cristo.” Si lo hubieran hecho así, nunca se hubieran podido mezclar con los verdaderos Cristianos.

Los Gnosticos enseñaban que la materia (carne) es completamente mala y que el espíritu es completamente bueno. Guiados por Cerinto, un falso maestro en Efesos, este culto negaba que Dios, que es Espíritu, se hizo carne literalmente.

En cambio, algunos creian que cuando Cristo vivió aquí en la tierra, El no tenia verdaderamente un cuerpo—sino que solo “parecia” ser un cuerpo. Ellos creian que Cristo era como una clase de “fantasma.”

Otros creian que Cristo el divino (espíritu) se unió con el Jesús humano (carne) en el bautizmo, y que se separó en el momento antes de morir. Entonces, como Cristo no murió, ellos razonaron, El no tuvo que ser resucitado de los muertos.

Ambas ideas son falsas. Ellos niegan que Jesucristo era una vez un ser humano de carne y sangre, tentado como todos los hombres y con la capacidad de poder pecar, pero sin pecado (Heb. 4:14-15).

Aquí está el problema con sus razonamientos: Si Cristo no fue carne, entonces El nunca tuvo tentación para pecar. Si El nunca fue tentado, entonces El nunca tuvo la capacidad de pecar. Si El no tenia la capacidad de pecar, entonces El no venció el pecado y no pudo dejar el ejemplo para nosotros para que hagamos lo mismo (Apo. 3:21; I Ped. 2:21).

Pero Juan 1 dice que Cristo (que era Dios) fue hecho carne: “En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Este mismo estaba en el principio con Dios…Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…” (vs. 1-2, 14).

Mateo 4 describe a Cristo siendo tentado por el diablo: “Entonces Jasús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo…Y cuando vino a El el tentador, le dijo: Si eres Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan” (vs. 1, 3). Si Cristo nunca fue carne, ¿cómo pudo El entonces ser tentado? Santiago 1:13 dice, “Dios [como espíritu—Juan 4:24] no puede ser tentado con lo malo.”

Pero Hebreos 4:15 dice, “Pero [Cristo] fue tentado en todo SEGÚN NUESTRA SEMEJANZA…” El punto es que TODA la carne es propensa a la tentación.

Cristo dijo en Juan 16:33, “Yo he vencido al mundo.” ¿Cómo puede ser esto verdad si El nunca hubiera sido carne, nunca hubiera sido tentado ni hubiera tenido la capacidad de pecar?

Como usted puede ver, la falsa doctrina de Cerinto y los Gnosticos son basadas en razonamientos humanos. Estas desafian la pura y simple verdad de las Escrituras.

La Doctrina De La Trinidad Niega a Cristo

Los Gnosticos negaron que Cristo vino literalmente como un ser humano de carne y sangre. ¡Pero hay otras formas de negar a Cristo!

Por ejemplo, la doctrina de la Trinidad fomenta la idea de que Dios es “tres Personas y una naturaleza,” y que Cristo es “una Persona y dos naturalezas.” Enseñan que de alguna manera, una “naturaleza” de Cristo murió en la crucifixión, mientras que la otra continuó viviendo.

Pero, ¿cómo puede una mitad de un tercio de un Ser morir? ¿Está usted confundido? Debe de estarlo. Eso es confusión doctrinal—y “Dios no es el autor de la confusión,” sino de decencia y orden (II Cor. 14:33, 40).

Lea lo que la Nueva Enciclopedia Catolica dice con respecto a la Trinidad: “…uno no debe de hablar de Trinitarianismo en el Nuevo Testamento si no se tiene una correcta capacidad…Cuando hacemos referencia de un Trinitarianismo sin cualificaciones, nos hemos cambiado del periodo del origen de los Cristianos, a decir por ejemplo, al último cuadrante del cuarto siglo. Fue en ese instante que lo que es llamado el dogma definitivo Trinitario ‘un Dios en tres Personas’ llegó a ser reflexionado y completamente asimilado hacia dentro de la vida Cristiana.

“Aquí se encuentra el problema. En un lado, era la formula dogmatica ‘un Dios en tres Personas’ que desde ese entonces por más de 15 siglos le daria la estructura y guiaria la esencia del mensaje Cristiano…Por otro lado, esta misma formula no reflejaba la inmediata concienciación del origen del periodo; esto fue el producto de tres siglos de desarrollo doctrinal.”

En otras palabras, la falsa idea de “tres seres en un Dios” no se originó con la Iglesia del Nuevo Testamento. Ni Cristo, ni los doce apóstoles originales enseñaron eso. Ni tampoco lo enseñó Pablo.

En cambio, la doctrina de la Trinidad fue asimilada en las mentes de los falsos Cristianos por casi tres siglos. Para el cuarto siglo, se convirtió en la doctrina oficial de la gran Iglesia universal.

La Trinidad niega y limita la naturaleza de Dios, falsamente enseñando que El es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esto niega la Escritura, que demuestra que Dios es una familia. El se está reproduciendo a El mismo, agrandando Su familia con muchos hijos. Estos hijos—Cristianos—son espiritualmente engendrados por el Espíritu Santo de Dios, que les da la fuerza a ellos para que desarrollen el caracter de Dios. Después, al Regreso de Cristo, ellos serán cambiados de mortales a inmortales, de fisicos a espirituales, del ser humano al ser de Dios. La doctrina de la Trinidad le pone limites a Dios y también niega Su Gran Plan Maestro de la Salvación para la humanidad.

¿Solamente Un Dios, Un Ser?

Otra doctrina de anticristo es la idea de que Dios es solamente un Ser. Los falsos maestros citan versículos como “Oye, Israel: El Eterno nuestro Dios, es un Señor” (Deut. 6:4). Ellos dicen que Jesús no es Dios, sino solamente un Hijo de Dios.

Ellos ignoran lo que la Biblia dice en Juan 10. En el versículo 30, Cristo dice, “Yo y Mi Padre uno somos.” Los judíos respondieron tomando piedras para apedrearle (vs. 31). “Jesús les respondió: Muchas buenas obras os He mostrado de Mi Padre; ¿por cuál de ellas Me apedreáis? Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no Te apedreamos, sino por la blasfemia; y porque Tú, siendo un hombre, Te Haces Dios” (vs. 32-33). Lea el resto del capitulo. Noté que Cristo no dijo, “Ustedes malentendieron lo que Yo dije.” No, Jesús estaba diciendo que El era Dios, igual que El Padre es Dios.

Al principio del mismo libro, Juan escribe que Cristo era Dios desde el mismo principio (Juan 1:1-2, 14). ¡Cualquier enseñanza contraria a esta es anticristo!

Doctrina de Anarquía

Quizas la forma mas común para que los anticristos nieguen a Cristo es por malas obras. Ellos no entienden a I Juan 4:3 y II Juan 7, que avisan contra aquellos “que no confiesan que Jesucristo ha venido en la carne.” Algunas versiones biblicas, como la traducción Williams, traduce “ha venido”en esta forma, “continua viniendo,” queriendo decir que Cristo está viniendo en la carne en este momento.

Aunque Cristo vino en la carne 2,000 años atrás, El también está viniendo a la carne ahora mismo en las vidas de los Cristianos. El está activamente trabajando en ellos, viviendo Su vida espiritual perfecta, sin pecados a TRAVÉS de ellos diariamente (Gal. 2:20). El los está guiando para que sean perfectos—espiritualmente maduros—igual que El (I Ped. 2:21).

Pero los anticristos niegan a Cristo con sus malas obras. Ellos reclaman que Cristo mantuvo la ley en lugar de ellos, por lo tanto, ellos no tienen que mantener esos “duros mandamientos.” Ellos se olvidan que Pablo escribió que las leyes de Dios son “santas, y el mandamiento santo, justo, y bueno” (Rom. 7:12).

Pablo también escribió, en Tito 1:16, “Ellos profesan conocer a Dios, pero con sus obras lo niegan a El, siendo abominables y desobedientes, reprobados en cuanto a toda buena obra.” Los Anticristos están contra Cristo—contra Sus leyes y forma de vida.

Pero Dios le da Su Espíritu Santo a todos los que lo obedecen a El, que mantienen Sus mandamientos, permitiendole a Cristo a que viva Su vida perfecta a través de ellos. “Y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de El, porque guardamos Sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de Su vista” (I Juan 3:22). El versículo 24 explica, “Y el que guarda Sus mandamientos mora en Dios, y Dios en el. Y en esto sabemos que El permanece en nosotros, por el Espíritu que El nos ha dado.”

¿Qué Es el Espíritu de Anticristo?

I Juan 4:3 dice, “Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu de anticristo, el cual vosotros habéis oido que viene, y que ahora ya está en el mundo.” (Vea los versículos 1, 4-6.)

En el odioma Inglés refiriendose al espíritu de anticristo se usa “IT” como pronombre personal al igual que se usa él, ella, explicando que—no él—“iba a venir,” y que “IT” (este), no (él), “ya está en el mundo.” Un anticristo es mas que solo una persona o un grupo de personas. ¡También es una actitud, una idea y una enseñanza!

El espíritu de anticristo puede ser aplicado a personas, autoridades, actitudes y acciones. Este penetra todas las culturas, subculturas y sociedades de este mundo. Esto es porque este mundo está actualmente guiado por Satanas el diablo (II Cor. 4:4; Efe. 2:2; Apo. 12:9).

El espíritu de anticristo abarca a todo el mundo mientras que la humanidad confian en ellos mismos para traer paz mundial, justicia, etc—negando el poder de Cristo y rechazando Su ayuda y gobierno.

Pero, mientras que ya el final del gobierno de Satanas se acerca, este espíritu será personificado por dos hombres que pronto surgiran y engañarán a la humanidad durante el peor tiempo de problemas en la historia de la humanidad. Ninguno de estos dos en particular será el anticristo, pero ambos representarán la actitud o el espíritu del anticristo de este mundo.

Cristo dijo que los terribles tiempos del futuro serian como “en los días de Noé” (Mat. 24:36-39). Las personas tendrán confianza en ellos mismos en vez de buscar a Dios. Ellos continuarán siguiendo sus propias ideas.

Mas engañadores religiosos llegarán a la escena “Cristiana,” anticristos que se harán pasar como si fueran el pueblo de Dios, engañando a muchos con milagros poderosos (Apo. 13:13-14).

Un cierto lider así, el gran último Falso Profeta, guiará al mundo a que adoren la Bestia como si fuera Dios (II Tesa. 2:3; Apo. 16:13; 19:20). Este engaño será tan grande, y tan extendido, que hasta engañarán a la humanidad a que peleen contra Cristo en Su Segunda Venida (Apo. 16:9, 13-16; 17:13-14).

Las semillas para este increible evento han sido sembradas y pronto crecerán rapidamente. Pero Dios promete una forma de escape para aquellos que con diligencia lo buscan a El (Apo. 12:7-9, 13-16).

020101
R022

Escritorio Reciente de Noticias Mundiales

Otros Artículos